1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Alemania se congratula por acuerdo alcanzado en Cumbre de Bali

El ministro alemán de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, dijo que la hoja de ruta surgida de la Cumbre de Bali, aceptada incluso por Estados Unidos, es "mucho más de lo esperado". No todos comparten su optimismo.

default

Conferencia con final dramático.

"Se alcanzó mucho más de lo esperado, tomando en cuenta los muchos intereses en juego", dijo el funcionario alemán en Bali. Pero al mismo tiempo, agregó, es mucho menos de lo que Alemania y la Unión Europea se han fijado como objetivo.

Bundesumweltminister Sigmar Gabriel auf der UN-Klimaschutzkonferenz in Bali

Sigmar Gabriel: "Mucho más de lo esperado".

De acuerdo con Gabriel, lo más importante es que ahora por lo menos se cuenta con una hoja de ruta que pudiera desembocar en un nuevo acuerdo y que contiene "compromisos mucho más significativos" para que las naciones industrializadas, con la participación de Estados Unidos, colaboren a fin de proteger el clima.

Los acuerdos alcanzados en Bali también involucran a las naciones en desarrollo y ello, según el ministro alemán, es otra muestra del éxito de la cumbre.

A ésta seguirán dos años de negociaciones guiadas por la hoja de ruta, tras lo cual debieran quedar establecidas definitivamente las metas que reemplazarán a las del Protocolo de Kyoto.

Tensa madrugada

Representantes de más de 180 países en la conferencia sobre cambio climático de la ONU en Bali alcanzaron hoy un acuerdo sobre un mandato para negociar un nuevo tratado climático que reemplace al Protocolo de Kyoto, que expira en 2012.

Tras las maratónicas negociaciones, que se estancaron en un enfrentamiento entre Europa y Estados Unidos sobre si el documento final debía mencionar metas específicas para la reducción de emisiones de los países ricos, delegados de más de 180 países llegaron a un acuerdo para negociar un nuevo tratado que debe estar terminado hacia fines de 2009.

Las negociaciones también habían quedado estancadas por la preocupación de países en vías de desarrollo, como China e India, ante la perspectiva de ser comprometidos con metas de reducción en las emisiones de gases. El Protocolo de Kyoto sólo establecía objetivos de reducción para países industrializados.

UN-Klimaschutzkonferenz in Bali, Amerikaner beratschlagen sich

La delegación estadounidense cambió de estrategia.

Los emergentes también reclamaban mayor transferencia tecnológica por parte de las naciones ricas y otorgar más relevancia a determinados aspectos del mandato.

Cambio de estrategia

Tras las críticas de los delegados a su actitud de bloqueo, Estados Unidos cambió su postura y se unió al acuerdo. La jefa de la delegación estadounidense Paula Dobriansky dijo que su país no quería ser un obstáculo.

"Estados Unidos tiene un gran compromiso en esta materia y sólo quiere asegurarse de que todos actuemos de forma conjunta. Queremos avanzar y aumentar el consenso", dijo Dobriansky.

Grupos defensores del medio ambiente criticaron el acuerdo por considerar que se queda corto en sus ambiciones.

La hoja de ruta de Bali no garantiza que todos los países desarrollados negociarán compromisos que los obligarán a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y, además, deja abierta la posibilidad de acciones voluntarias de parte de países desarrollados, comentó Oxfam Internacional.

A pesar de la evidencia científica, "no hay metas claras para reducir las emisiones globales" en la hoja de ruta de Bali y ni siquiera contiene un rango de metas de emisiones para los países desarrollados con unas pautas para la reduccion de entre el 25 y el 40 por ciento de las emisiones por debajo del nivel de 1990 en 2020, señaló el grupo.

Opiniones críticas

Según World Wide for Nature (WWF), el precio de la participación a última hora de Estados Unidos fue que el acuerdo resultante fuese más débil.

UN-Klimaschutzkonferenz auf Bali

El secretario general de la ONU (izq.) llamó a la cordura.

"Se pidió a la administración estadounidense que dejara de obstaculizar el camino y al final cedieron a la presión", dijo Hans Verolme, director del programa de cambio climático global de WWF. "La hoja de ruta de Bali deja un asiento en la mesa para que el próximo presidente estadounidense haga una contribución real a la lucha global por detener el peligroso cambio climático".

Mientras tanto, Greenpeace mantiene su confianza en que la presión constante en todos los continentes obligará a los gobiernos en los próximos dos años a aceptar las inevitables reducciones en las emisiones de gases de efecto invernadero.

"Los gobiernos deben seguir ofreciendo resistencia a este presidente estadounidense incapaz con su maliciosa agenda. Las naciones industrializadas ahora deben ponerse inmediatamente objetivos ambiciosos para reducir emisiones, con la confianza de que pronto habrá una nueva administración estadounidense", dijo Gerd Leipold, director ejecutivo de Greenpeace Internacional.

El acuerdo se alcanzó después de que el presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, y el secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, instaran a los delegados a superar sus diferencias.

Ban dijo que estaba decepcionado por el lento avance en las negociaciones y urgió a los delegados a aprobar rápidamente un plan para iniciar las negociaciones sobre el nuevo tratado climático.

El borrador del acuerdo reconoce que harán falta importantes reducciones en las emisiones globales para alcanzar los objetivos de la Convención y subraya la urgencia necesaria para actuar, como indica el informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).

Bali Klimakonferenz

La sociedad civil recibió el acuerdo con ojos críticos.

El acuerdo tras dos semanas de conversaciones es un paso adelante en la ralentización del calentamiento global que, según el IPCC, es causado por actividades humanas como la quema de combustibles.

El aumento de las temperaturas pueda causar un aumento del nivel del mar y el derretimiento de los glaciares, así como tormentas y sequías más intensas, con migraciones masivas de refugiados climáticos como consecuencia.

Cae un "nuevo muro de Berlín"

El secretario ejecutivo de la Convención de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Ivo de Boer, se mostró satisfecho con "el brillante resultado" de la conferencia, según declaró a dpa en Bali.

De Boer calificó de hito el acercamiento entre países industrializados y emergentes: "Ha caído el muro de Berlín entre países del norte y del sur", destacó.

El holandés recordó, sin embargo, que con la aprobación del mandato de Bali el trabajo duro no ha hecho más que comenzar. "Ahora el mayor reto es hacer realmente lo que hemos prometido aquí", advirtió.

La conferencia duró en total dos semanas. En los últimos tres días, los representantes de más de 180 países negociaron casi sin interrupción.

DW recomienda