1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Alemania registró en 2014 su mayor superávit en catorce años

El Estado alemán registró en 2014 su mayor superávit desde el año 2000 gracias a la robusta situación de su coyuntura económica, que creció un 1,6 por ciento.

En concreto, el superávit financiero de la mayor economía europea ascendió a un 0,6 por ciento del rendimiento económico, en lugar del 0,4 por ciento calculado en la estimación de enero, informó este martes (24.2.2015) la Oficina Federal de Estadística del país (Destatis).

En conjunto, el Estado, los estados federados, los municipios y las cajas de seguros sociales registraron un incremento presupuestario en sus arcas de cerca de 18.000 millones de euros. De esta manera, por primera vez desde la reunificación alemana en 1990, todos los estratos estatales registraron un superávit.

En los dos años anteriores, el Estado alemán en su conjunto logró una mínima subida de un 0,1 por ciento frente al déficit de un 0,9 por ciento del año 2011. El europeo Tratado de Maastricht establece un déficit máximo de un tres por ciento del producto interno bruto (PIB). Alemania incumplió este límite en 2010 cuando registró un déficit de un 4,1 por ciento.

Corrección al alza para crecimiento en 2014

Junto a estos datos, Destatis corrigió hoy al alza su estimación de enero para el crecimiento de la economía alemana en el conjunto de 2014. El producto interno bruto (PIB) alemán creció el pasado año un 1,6 por ciento gracias al fuerte incremento registrado en el último trimestre del año, en lugar del 1,5 por ciento dado a conocer en enero.

El último trimestre de 2014 cerró con un fuerte crecimiento de un 0,7 por ciento, gracias a un mayor consumo interno de Alemania. Una vez más, los hogares alemanes se convirtieron en uno de los principales motores de la economía del país al aumentar su gasto en un 0,8 por ciento en comparación al trimestre anterior.

Por su parte, el consumo estatal aumentó un 0,2 por ciento. "La mayor fuerza de compra real y los bajos tipos de interés siguen teniendo un marcado efecto en la economía", aseguró el economista Stefan Kipar del BayernLB.

Inversiones en sector de la construcción

También las inversiones en instalaciones continuaron por el buen camino: en el sector de la construcción se invirtió un 2,1 por ciento más que en el tercer trimestre de 2014, las inversiones en equipamiento subieron un 0,4 por ciento y las inversiones especiales crecieron un 0,2 por ciento.

Para Thomas Gitzel, economista jefe del VP Bank Gruppe, la economía alemana es una de las grandes beneficiadas de la crisis en la eurozona gracias a la política de tasas bajas del Banco Central Europeo (BCE). "Sin los países endeudados de la Eurozona, el nivel de los tipos de interés sería más elevados y con ello el crecimiento de las inversiones sería inferior", apuntó.

Asimismo, el comercio exterior supuso también un impulso en la coyuntura económica alemana. Las exportaciones subieron el último trimestre del año un 1,3 por ciento respecto al trimestre anterior. Mientras, las importaciones se incrementaron en un uno por ciento.

En base a estos datos económicos, los expertos esperan un próspero 2015. "En este contexto de tipos de interés bajos y subidas salariales por encima de la tasa de inflación, el impulso del consumo debería continuar también en 2015", indicó Kipar que espera un crecimiento de la economía alemana este año más marcado que el pasado.

CP (dpa, rtr)