1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Alemania realiza su primera “Jornada de Ciudades con Palomas”

Ante los intentos infructuosos de la ciudadanía y los gobiernos locales por paliar esta plaga, la Universidad de Duisburgo-Essen ha organizado una conferencia en la que especialistas buscan soluciones efectivas.

default

Estas aves están perdiendo su simbolismo religioso o social, al convertirse en fauna nociva.

En muchos sitios la imagen pintoresca de decenas de palomas que pueblan plazas e iglesias ha quedado atrás. El crecimiento desmedido de la población de estas aves las ha convertido en un problema que aqueja a urbes y poblados, lo mismo en Europa que en toda América.

Por todos los medios, incluso hasta los más crueles, se ha tratado de eliminarlas o al menos disminuir su número: redes, trampas, envenenamiento e incluso hasta la cetrería, el uso de águilas y halcones para su caza.

Se les culpa de invasión y destrucción de edificios históricos, debido a las toxinas de sus desechos orgánicos, de obstruir canales de desagüe o ventilación, de ser portadoras de hongos y parásitos, además de transmitir una severa enfermedad de las vías respiratorias.

Weihnachtsbaum Vatikan

Varias ciudades europeas han sido afectadas por el crecimienrto desmedido de la población de palomas.

Todo un tema de debate

Tratando de encontrar propuestas más humanitarias, el Centro para la Microescala del Sistema Medioambiental de la Universidad de Duisburgo-Essen convocó a funcionarios, científicos y protectores de los derechos de los animales para estudiar juntos el problema y crear medidas efectivas.

“Esta es la primera jornada sobre palomas que se realiza en Alemania”, dijo Lars Düster, especialista en temas ambientales. “Todo lo que se ha intentado hasta la fecha ha fracasado. El problema persiste, pese a la matanza y el envenenamiento vuelve a resurgir”.

Düster se mostró optimista por el uso de un proyecto que ya se ha implementado en 35 ciudades alemanas. Además de construir palomares destinados a alojar a estas aves, se les alimenta con un preparado biológico que disminuye la corrosión de sus excrementos. Tan pronto como anidan, los huevos se sustituyen por piezas de yeso.

“De esa forma, se detendrá el crecimiento excesivo y también se recogerá de golpe la producción de heces”, explicó Stephanie Elsner de la organización alemana “Gente por los Derechos de los Animales”.

El plan parece tener otras ventajas. Voluntarios y desempleados se ocuparán del tema de las llamadas “ratas con alas”, por medio de medidas calificadas. Patrocinadores y organizaciones de protección animal, entre otros, también están apoyando con distintos medios.

En Aquisgrán, donde desde 1995 se comenzó a matar a las palomas, hoy en día se empiezan a ver los primeros resultados de este proyecto.

La comunidad de esta ciudad, al oeste de Alemania, ha financiado ocho palomares y ya se planea construir más. El año pasado se recogieron 4.000 huevos de paloma.

Más vale seguro

Un antiguo refrán dice: “Vale más pájaro en mano, que un ciento volando”. Un investigador de la Universidad Ruhr 5de Bochum descubrió el origen científico de esta frase popular, que hace indica que es mejor tener algo seguro, que mucho a largo plazo.

El psicólogo Tobias Kalenscher, junto con un grupo de colegas neozelandeses, estudiaron el comportamiento de las palomas, comparándolo con el de los humanos.

Para ello, colocaron en una jaula dos recipientes con alimento para aves. Al picar en uno, la comida, aunque en menor cantidad, aparecía de inmediato; mientras que en el otro, se obtenía una doble ración, pero después de cierto tiempo. Los animales aprendieron a elegir “rápido y seguro”.

De esta manera, el equipo de investigadores descubrió que esta reacción se debe a la activación de ciertas neuronas al momento de tomar decisiones como ésta.

Lo más importante, sin embargo, fue que en las personas sucede exactamente el mismo proceso mental: si se ofrece a una muestra aleatoria 10.000 euros al instante o 100.000 en 10 años, la primera opción es la que se elige con mayor frecuencia.

Este importante descubrimiento, en el futuro “servirá para comprender las causas de enfermedades como la drogadicción o la adicción al juego”, planteó Kalenscher.