1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Alemania proyecta presupuestos sin déficit hasta 2020

El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, explicó que el incremento en el gasto social previsto tiene en mente el envejecimiento de la población.

El plan de finanzas a largo plazo aprobado este miércoles (23.03.2016) por el Consejo de Ministros de Alemania demuestra que la principal potencia de la zona euro pretende mantener la línea de presupuestos con déficit cero hasta el año 2020. El gabinete de la canciller Angela Merkel acordó los puntos centrales de los presupuestos de 2017 y la proyección hasta 2020, que incluyen un mayor gasto social, laboral y en defensa, sin necesidad de endeudarse.

“La regla constitucional nos prohíbe contraer nuevas deudas en tiempos de coyuntura normal. Ahora tenemos una coyuntura normal o incluso un poco mejor de lo normal”, dijo en una conferencia de prensa el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble (en la foto). “Mantenemos nuestra palabra empeñada y somos fieles a nuestra política financiera en tiempos difíciles. Eso es posible gracias a una clara definición de prioridades”, añadió la autoridad.

Alemania ha logrado tener ya presupuestos equilibrados en 2014 y 2015 y aspira a lo mismo en los planes para 2016. “Invertimos en infraestructura, en educación y en investigación, hacemos lo necesario para asegurar la seguridad y ayudamos a los refugiados, todo ello sin contraer nuevas deudas”, destacó Schäuble, quien defendió esta política presupuestaria dada la evolución demográfica que prevé un envejecimiento de la población alemana.

Buena situación actual

En 2017, el presupuesto alemán subirá desde los 316.900 millones de euros de este año hasta los 325.500 millones de euros. Asimismo, propone una partida de cerca de 10.000 millones de euros para hacer frente al gran número de refugiados en el país, que sólo en 2015 llegó hasta los 1,1 millones de solicitantes de asilo. En total el gasto del Estado alemán, de acuerdo con el plan financiero acordado este miércoles, subirá hasta 2020 hasta los 347.800 millones de euros.

El plan a mediano plazo contempla un aumento paralelo del gasto y de los ingresos, lo que es posible, según Schäuble, ante todo debido a la buena situación de la coyuntura y del mercado laboral que garantiza una buena recaudación fiscal.

La aprobación de los planes de presupuesto para 2017 estuvo precedida de una discusión acerca de si no se debía hacer un plan de ofensiva social, incluso arriesgando la meta de evitar el déficit. Del lado del socio menor de la coalición, el Partido Socialdemócrata (SPD), hubo voces que pedían un plan semejante para evitar la sensación de que los gastos adicionales se dedican sólo al manejo de la crisis de los refugiados.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda