1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania prolonga misión de soldados en Afganistán

El Parlamento alemán reiteró su apoyo a Estados Unidos en el combate al terrorismo en Afganistán. Las fuerzas armadas alemanas seguirán en la misión “Libertad Duradera”, que no está exenta de riesgos.

default

Un soldado de la marina en el Cuerno de África apunta con un cañón automático.


Los votos de los dos grandes partidos en el gobierno que dirige la canciller Angela Merkel, socialdemócratas (SPD) y cristianodemócratas (CDU), respaldados por los liberales (FDP) zanjaron la decisión parlamentaria obteniendo la esperada mayoría. Hubo 414 votos a favor, 145 en contra y 15 abstenciones.

Los partidos de oposición, La Izquierda y Los Verdes, votaron en contra de la prolongación de la misión de las fuerzas armadas en la operación “Libertad Duradera” criticándola de no contar con un mandato de la ONU que le de legitimidad. La extensión de un año más en el operativo que lidera Estados Unidos, costará al Estado germano 45 millones de euros.

En el debate parlamentario de una hora de duración, el político de Los Verdes, Jürgen Trittin, destacó que la operación "Libertad Duradera" pone en peligro la misión de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo batuta de la OTAN, en la que participan 3500 soldados alemanes. “En Afganistán debe haber un solo comando”, dijo Trittin, que también advirtió que una misión sin respaldo de la ONU, no es tolerable.

Lucha de largo plazo

Deutschland Bundestag Enduring Freedom Merkel Jung und Steinmeier

La canciller alemana, Angela Merkel delibera con el ministro de Defensa, Franz Josef Jung y el del Exterior, Frank Walter Steinmeier, (izq).

Políticos de la coalición en el gobierno destacaron que en la lucha contra el terrorismo es necesario aguantar el aliento. “El operativo de combate debe continuar hasta aniquilar las estructuras de Al Qaeda y Talibán, que imposibiliten un nuevo atentado como el del 11 de septiembre”, dijo el experto de Defensa del Partido Socialdemócrata, Walter Kolbow.

Por su parte, el político liberal Werner Hoyer destacó que no debe haber diferencias entre una misión “buena” porque es de pacificación, como la de las tropas ISAF y una “mala” porque es de combate, como la operación "Libertad Duradera". “Ambas están estrechamente vinculadas”, dijo.

“Lo más acertado es combatir el peligro desde sus orígenes antes de que el terrorismo adopte mayores dimensiones y alcance nuestro país”, dijo el ministro de Defensa, Franz Josef Jung en una entrevista televisada.

Deutschland Bundestag Enduring Freedom Bundeswehr

Soldado alemán en Afganistán.

El polvorín Afganistán

Como reacción a los atentados del 11 de septiembre, Estados Unidos emprendió su cruzada contra el terrorismo internacional, respaldado por las fuerzas de numerosos países. Actualmente participan 300 soldados de la marina alemana en operativos de vigilancia marítima en el Cuerno de África. Otros 100 efectivos de las fuerzas especiales de élite KSK, están a disposición desde 2005 pero no han participado aún en la misión "Libertad Duradera".

Desde la derrota del régimen Talibán en Afganistán Alemania participa con tropas con el objetivo de fortalecer al nuevo gobierno afgano. Sin embargo, pese a algunos avances, los talibanes no han sido derrotados. El mandato de la OTAN para las tropas ISAF tiene objetivos estrictamente humanitarios, en operativos en Kabul y en el norte del país. A principios de este año Alemania puso a disposición seis aviones tipo Tornado de reconocimiento que apoyan la lucha contra los talibanes en el sur del país que respaldan la misión "Libertad Duradera".

La participación alemana no ha estado exenta de riesgos. Sus soldados se han convertido en blanco de ataques terroristas y civiles que participan en proyectos de reconstrucción han sido secuestrados. Expertos advierten que la situación en Afganistán es cada vez más parecida a la imperante en Irak, en donde la lucha rebelde utiliza ataques de bomba y atentados suicidas para debilitar a Occidente. Adicionalmente los talibanes reciben apoyo de fuerzas de Arabia Saudita, Pakistán, Jordania y los países del Golfo Pérsico.

DW recomienda