Alemania planea maniobras contra el terror con el ejército y la policía | Alemania | DW | 31.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania planea maniobras contra el terror con el ejército y la policía

Ejército y policía alemanes pretenden realizar ejercicios conjuntamente en 2017 para afrontar situaciones derivadas de ataques terroristas. El sindicato de policía critica duramente la medida.

Tanto el plan como el escenario para el ejercicio ya están decididos. A más tardar, en febrero de 2016 la policía y el ejército alemanes participarán en maniobras conjuntas como ejercicio de reacción ante un ataque terrorista grave. También por si se perpetrasen varios ataques, que podrían prolongar el pánico durante días.

Thomas de Maiziére, ministro del Interior, y la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, acordaron esta medida en Berlín con los ministros de Interior de los estados federados de Renania del Norte-Westfalia, Meckleburgo-Prepomerania y el Sarre. En total, serán cuatro los estados que participen en las maniobras, si bien hay otros que también mostraron interés, explicó el responsable de Interior del Sarre, Klaus Bouillon.

Ministros federales y estatales anuncian la medida de las maniobras en Berlín.

Ministros federales y estatales anuncian la medida de las maniobras en Berlín.

La Constitución alemana regula que la policía sería la responsable en caso de amenaza terrorista. “El mandato está claro”, confirmó de Maiziére. Pero cuando tales situaciones se complican y se prolongan en el tiempo, también el ejército puede acudir en su auxilio. Pero la voz de mando siempre la tendrá la policía.

“Los cuerpos policiales decidirán qué ayuda necesitan. Eso es importante para mí”, aclaró Ursula von der Leyen, que aboga decididamente por los ejercicios conjuntos tras los recientes atentados de Francia y Alemania. “Se trata de una reacción rápida y efectiva en caso de necesidad. Es una estrategia inteligente de prevención para situaciones poco probables pero posibles”, añadió el ministro del Interior, que también mencionó la posibilidad de que el ejecito apoye con unidades de transporte o de esclarecimiento.

Barreras constitucionales

En base al derecho constitucional alemán, la intervención del ejército dentro de las fronteras está muy limitada. Hasta ahora, solo ayudaba en catástrofes naturales. Por ejemplo, durante las inundaciones del Elba o del Oder, cuando los soldados asistieron en la construcción de diques y la evacuación. Dicha prestación de auxilio en caso de catástrofes está regulada según el artículo 35 de la ley fundamental. En base a él, cualquier Estado federado o el Gobierno central podría solicitar apoyo del ejército en caso de catástrofes naturales o desastres. Es decir, también para un ataque terrorista grave.

En vista de los últimos atentados de Alemania y la vecina Francia, el escenario del terror sigue a la orden del día. “En caso de necesidad, las cadenas de alerta tienen que estar preparadas”, repitió von der Leyen en las últimas semanas. Según los resultados de los primeros sondeos realizados, los agentes ni siquiera sabían dónde acudir en caso de necesitar ayuda.

Reacciones ante la decisión

Mientras los partidos de la Unión consideran que tal intervención no supondría ningún problema, sus socios de coalición del SPD pidieron que no se aumentasen las competencias constitucionales. “Hasta ahora, a policía de los estados supo reaccionar ante las amenazas terroristas”, explicó el ministro del Interior renano, Ralf Jäger (SPD), también presente en el encuentro. Pero tiene sentido que se realicen ejercicios conjuntos bajo el mando de la policía.

Por su parte, el sindicato de la policía sí se apresuró a criticar la medida: “rechazamos categóricamente la intervención de los soldados en funciones que competen a la policía”, dijo su presidente federal, Oliver Malchow. Para él, el debate solo sirve para ocultar deficiencias de personal de la policía que deberían ser solucionadas rápidamente. “Los terroristas son asesinos, no soldados”, afirmó Malchow. Y por esa razón, las medidas antiterroristas son competencia de la policía. Por el contrario, la Asociación del Ejército Alemán alabó los ejercicios, que servirán para poner a prueba la colaboración en caso de catástrofes complejas. Aun así, su presidente André Wüstner aclaró que “el ejército no debería estar para compensar los problemas de personal de la policía ni para rellenar los huecos”.

Entre la oposición, también en el Parlamento se escucharon críticas a la medida. “El Gobierno federal provoca la impresión de querer adaptar la constitución a la situación “, explicó Jan Korte, del partido de La Izquierda. Para él, sería olvidar la historia y actuar de forma irresponsable. “En sociedades libres y democráticas, las fuerzas armadas no pueden decir nada a los civiles”, concluyó Korte.

DW recomienda