Alemania pide a Estados Unidos no espiarla más | El Mundo | DW | 11.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alemania pide a Estados Unidos no espiarla más

Berlín llamó a EE.UU. a acabar con su espionaje en suelo alemán. "Necesitamos una garantía de Washington de que estas prácticas han finalizado", dijo el ministro alemán de Justicia, Heiko Maas.

Vista desde la Embajada de EE.UU. en Berlín con vista a la cúpula del Bundestag.

Vista desde la Embajada de EE.UU. en Berlín con vista a la cúpula del Bundestag.

Las relaciones entre ambos países se han visto resentidas al revelar, en 2014, el exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden un gigantesco programa para espiar millones de comunicaciones, incluidas las del teléfono móvil de la canciller Angela Merkel. El caso del celular de Merkel está siendo investigado por la justicia germana.

El gobierno alemán exigió explicaciones y la firma de un acuerdo para no espiarse mutuamente, pero chocó con la negativa de Washington. Esta semana, los lazos volvieron a enfriarse al salir a la luz los casos de dos agentes alemanes que entregaban al parecer información confidencial a la inteligencia estadounidense.

Berlín ordenó reducir, temporalmente, cooperación con servicios secretos estadounidenses

El diario "Bild" señala este 11 de julio que las autoridades alemanas han dado la orden a los servicios secretos de reducir la cooperación con los estadounidenses a un nivel mínimo hasta nuevo aviso. Esto no incluye áreas de interés de Alemania como la seguridad de los soldados destacados en Afganistán ni las amenazas terroristas, dice el rotativo en base a información de los servicios de inteligencia en Berlín.

Al mismo tiempo, la Cámara Alemana de Industria y Comercio advirtió que el escándalo del espionaje podría desembocar en una caída de inversiones alemanas en Estados Unidos. Las denuncias sobre las actividades de la inteligencia estadounidense en suelo alemán podrían traducirse en una pérdida de confianza en las relaciones comerciales entre ambos países, previno el economista jefe de la cámara, Volker Treier, en declaraciones al "Neue Osnabrücker Zeitung".

JOV (dpa, dlr)