1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania paralizada por paros en servicios públicos

Un paro laboral del sector de los servicios públicos alemanes provocó hoy un fuerte caos en los aeropuertos de las grandes ciudades alemanas, en los que se suspendieron más de 300 vuelos.

Sólo hasta las 09:30 de la mañana (hora local), en el mayor aeropuerto de Alemania, el de Fráncfort, se suspendieron 100 vuelos, según informaron sus portavoces.

En Hamburgo, una huelga de advertencia de los bomberos del aeropuerto causó también 77 cancelaciones de vuelos nacionales e internacionales. Además, varios empleados de la administración y gestión del aeropuerto, así como policías, abandonaron sus puestos de trabajo.

El aeropuerto de Hannover, ciudad en la que hasta el domingo se celebra la mayor feria de electrónica del mundo, la CeBIT, también sufrió las consecuencias de las huelgas. Los aviones podían aterrizar pero no despegar y alrededor de 50 vuelos quedaron afectados por los retrasos, según portavoces del aeropuerto.

También los aeropuertos de Múnich, Núremberg, Stuttgart, Düsseldorf y otros del estado federado de Renania del Norte-Westfalia tuvieron que anunciar numerosos retrasos y cancelaciones de vuelos.

Junto a ello, desde primeras horas de la mañana, los responsables de los servicios de valija y algunos empleados de seguridad de los aeropuertos de Fráncfort, Düsseldorf, Múnich, Colonia y Hamburgo, abandonaron sus puestos de trabajo, por lo que los pasajeros no pudieron recoger sus equipajes.

Además, las huelgas están afectando también a los transportes urbanos de numerosas ciudades como Berlín, Colonia, Düsseldorf, Maguncia o Karlsruhe, donde esta mañana no funcionaban los servicios de transporte público.

En Berlín, por ejemplo, no circulaban ni los autobuses, ni el metro ni los tranvías, y a ello se sumó una nevada que colapsó el tráfico en la ciudad y en sus accesos.

Sin embargo, sí funcionaron los trenes interurbanos, dependientes de los ferrocarriles alemanes de la empresa estatal Deutsche Bahn, cuyos maquinistas han anunciado una nueva huelga indefinida a partir del próximo lunes que afectará a los trenes regionales, interurbanos y de largo recorrido, tanto de mercancías como de pasajeros.

Los trenes interurbanos de la capital alemana, la única alternativa pública para los viajeros berlineses, circulaban hoy totalmente llenos y fueron muchos los que tuvieron que dejar pasar varios trenes hasta poder entrar en uno de ellos. Una masa de gente se agolpaba en los andenes.

La huelga indefinida de transportes en Berlín coincidió con la inauguración de la Feria Internacional de Turismo ITB en la capital alemana, la más importante del mundo, que reúne a miles de expertos del sector.

Pero las huelgas en Alemania no están afectando sólo a los transportes. También se están produciendo paros en la recogida de basuras, en los hospitales, universidades, guarderías y administraciones públicas de varias ciudades y pueblos del país.

En el comedor y en la cafetería de la Universidad de Dortmund, en la cuenca del Ruhr, los empleados desaparecieron de sus puestos de trabajo y ante la emergencia del caso, se empleó a externos que como no conocían el servicio ni los precios, lo vendían todo a un euro.

Frank Bsirske, presidente del sindicato alemán Ver.di, recordó hoy que espera una mejor oferta salarial por parte de la patronal y amenazó con endurecer las acciones de protesta si esa mejora no llega.

Los sindicatos del sector de los servicios públicos, Ver.di y dbb Tarifunion, exigen un aumento salarial del 8 por ciento mensual, o un incremento mínimo de 200 euros (309 dólares) al mes.

Hasta ahora, la patronal sólo ofreció a los 1,3 millones de empleados del sector en Alemania un incremento salarial del 5 por ciento, dividido en dos años y siempre que suponga también un aumento de la jornada laboral. (dpa)