1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Alemania no debería propiciar carrera armamentista en Europa

La idea de conservadores alemanes de instalar también en Alemania un cordón antinuclear, las dificultades de Mugabe por falta de dinero y la presunta tendencia política hacia la derecha en Europa son los temas de hoy.

default

Un cohete nuclear intercontinental estadounidense Titan II.

¿Necesita Alemania un nuevo cordón de seguridad?

El diario alemán Magdeburger Volksstimme, de Magdeburg analiza: “La nueva estrategia de seguridad es riesgosa, en lo que concierne a la protección de cohetes en Europa. Alemania se involucraría en un conflicto que ya enfrenta a Estados Unidos y Rusia, casi como en los tiempos de la Guerra Fría.

En Polonia y la República Checa los Estados Unidos quieren instalar, contra el creciente rechazo de los habitantes, baterías antiaéreas para repeler ataques con cohetes. Los rusos se sienten amenazados y ellos reaccionarán.

Teniendo en cuenta que con Irán ni siquiera se ha llegado a un acuerdo, el peligro nuclear es, hasta ahora, imaginario. Lo que sí es real es que si Alemania pasa a ser uno de los promotores de dicho cordón de seguridad, puede convertirse en iniciador de una carrera armamentista en Europa. Una idea espeluznante de la que los democristianos deben distanciarse”.

¿Retorno de la derecha en Europa?

El diario parisino La Croix anota: “La derrota (del partido laborista británico) le sigue a la de centro-izquierda en Italia. Esto demuestra una tendencia de los electores que emitieron su voto en los 10 países de la Unión Europea en donde en 2007 hubo elecciones.

Sólo España se salió de este marco. Pero sería muy cómodo declarar que el cambio se va a dar muy tranquilamente después de una década de predominio de la izquierda en Europa. No se puede hablar de una desaparición del antagonismo ideológico. Al contrario.

La izquierda pierde terreno frente a una derecha ‘liberada de complejos’ que en Francia, Italia, Gran Bretaña y otras partes, ha puesto muy claramente sus prioridades en temas como la seguridad y la inmigración. Ni Nicolas Sarkozy (en Francia) ni Silvio Berlusconi (en Italia) y ni siquiera David Cameron (en Gran Bretaña) hablan por las ramas.

Todos ellos cazan la disputa y declaran ser más eficientes que la izquierda en la abolición de condicionamientos estatales. Y los electores los siguen”.

A Mugabe se le acabó el dinero estatal para pagar conciencias

El periódico austriaco Der Standard, de Viena, apunta: “A Mugabe (el presidente de Simbawue) ya no le ayudará mucho seguir amedrentando a sus críticos y promoviendo la violencia, como está acostumbrado a hacerlo. Ya no todos están con el dictador, ni en la policía ni se servicio secreto, se dice en la capital Harare. Hay una división entre los leales.

Esto no tiene que ver con los deseos de democracia, con los que incluso su opositor Morgan Tsvangirai, no comulga plenamente, sino con la economía de mercado. Las arcas estatales ya no le alcanzan a Mugabe para comprarse sus propios ayudantes.

Mientras la mayoría de los habitantes de Simbawue no pueden comprar un pan, uno de los ministros de Mugabe se habría comprado la semana pasada una lujosa limosina alemana por 75.000 euros. Los ministros de Mugabe son los únicos a quienes se les permite cambiar el depreciado dólar de Simbawue por el curso oficial.

En las próximas semanas la manifestarán las consecuencias de la miserable cosecha de granos de este año y no hay dinero para importar maíz. Cuando ni siquiera los ricos y poderes se puedan comprar nada, será la hora de la renuncia de Mugabe”.