1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania: no a la muerte asistida como negocio

Alemania penalizará a partir de ahora la muerte asistida como negocio. El Bundestag sometió a votación cuatro proyectos de ley sobre el tema, que suscitó un controvertido debate.

Había tensión en el ambiente del Parlamento alemán (Bundestag) esta mañana (06.11.2015), poco antes de que comenzara el pleno para someter a votación cuatro proyectos de ley sobre muerte asistida. No se exige disciplina de partido y cada cual puede dar su propia opinión. Los diputados asisten en masa, más de 600, mucho más de lo habitual. El tono del debate se endureció en los días previos a la votación y cada voto es importante: se trata de regular la muerte de enfermos terminales cuando estos desean acabar su vida. Alemania no disponía de una ley al respecto y, a partir de ahora, la tendrá. El Bundestag se ocupa desde hace más de un año de este peliagudo tema.

Ver el video 01:35

No a la muerte asistida como negocio

No hacer negocio con la muerte asistida

Angela Merkel hace acto de presencia en el pleno cuando Norbert Lammert, presidente del Bundestag, explica el complicado mecanismo de la votación. Merkel apoya el proyecto de ley que más apoyos tiene, el propuesto por los diputados Michael Brand, de la democristiana CDU, y Kerstin Griese, del SPD, los socialdemócratas. Brand y Griese quieren añadir un párrafo en el Código Penal: aquellos que induzcan al suicidio a personas con fines lucrativos serán castigados con hasta tres años de cárcel. Hasta ahora, el suicidio asistido no es punible.

Michael Brand abrió el debate de tres horas congratulándose de que el tema de la muerte asistida “salga del ámbito de lo tabú”. A continuación pasó a explicar contra quién se dirige su proyecto de ley: empresas que ponen a disposición del enfermo un medicamento mortal a cambio de dinero. “La muerte asistida tiene demanda”, argumenta Brand. La socialdemócrata Eva Högl lo secunda después: “No podemos ofrecer la muerte como servicio”. En ciertos casos extremos, los enfermos terminales podrían sentirse presionados para acabar con su vida. Por supuesto que esta ley puede ser “un arma de doble filo”, admite, pero “es la única manera de frenar a quienes ofrecen la muerte asistida como servicio comercial”.

"Se criminaliza a los médicos"

Este argumento no convence a quienes se oponen a la propuesta de Brand y Griese. En Alemania apenas hay empresas que negocien con la muerte asistida, así que piensan que ese es un problema menor. Por el contrario, hay muchos médicos, sobre todos los especialistas en medicina paliativa, en quienes los enfermos terminales depositan su confianza. El político democristiano Peter Hintze dice que, si asisten suicidios, podrían ser procesados en el futuro: “¿Qué clase de país somos si, para atrapar a un charlatán, tenemos que hacer sentirse amenazados penalmente a miles de médicos responsables?”, se pregunta Hintze, que teme que, si una vez la fiscalía los investiga, los médicos decidan negar la muerte asistida a pacientes terminales que la necesitan. Quienes apoyan a Hintze piensan que no hay que criminalizar a los médicos y desean consagrar el derecho a una “muerte asistida por médicos” en el Código Civil. “No tiene sentido morir sufriendo”, dice Hintze, cuyo discurso recibió muchos aplausos. “Nadie debe aceptar una muerte que suponga una tortura”.

"No es una cuestión de Estado”

Algunos oradores preguntaron si los legisladores no están exagerando al intentar regular legalmente algo tan privado como la muerte. “El Estado debería inhibirse en este asunto”, dice la diputada verde Renate Künast. “Aceptemos las decisiones individuales sobre el fin de la vida”, exige. Su propuesta es la más liberal en lo que se refiere a la muerte asistida. En el otro extremo hay un proyecto de ley que prohíbe la muerte asistida por completo y propone su castigo con hasta cinco años de cárcel. Solo 35 diputados apoyan este borrador.

El resto del debate adquiere un tono jurídico acerca del concepto “lucrativo”, presente en la propuesta de Brand y Griese, que finalmente se convierte en la más votada, con 360 votos a favor y 233 votos en contra. Así pues, no habrá muerte asistida con fines lucrativos, pero ¿cuándo se trata la muerte asistida de una actividad lucrativa? ¿Hay posibilidad de que los médicos que asisten a enfermos terminales puedan ser procesados? Los críticos creen que tal vez no la primera vez, pero, si asisten a dos o más, podría aplicarse el concepto jurídico de “lucrativo” y así los médicos no están libres de ser procesados penalmente.


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema