1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania mantendrá indefinidamente el control de fronteras

Mientras arrecia la presión sobre Merkel por su política sobre refugiados. el ministro alemán de Interior anuncia que se reducirá la acogida de personas en 2016.

Thomas de Maizière, ministro alemán de Interior, está convencido de que Alemania no está en posición de igualar la cifra récord de acogida de refugiados de 2015. “En agosto dije que podían venir unos 800.000. Y eso se interpretó en Afganistán como una invitación”, dijo el político este jueves (21.01.2015) a la emisora pública alemana MDR. “Creo que las cifras de acogida deben reducirse notablemente. Alemania acogerá en 2016 a muchos menos refugiados que en 2015”, aseguró.

Además, de Maizière anunció que el Gobierno alemán mantendrá indefinidamente el control de sus fronteras y que las autoridades alemanas llevarán un registro de todos y cada uno de los refugiados que entren el territorio. “Mandaremos de vuelta a todas aquellas personas sin documentos válidos de entrada y que no soliciten asilo en Alemania”.

Se busca "solución europea" a la crisis

En enero, el país recibió una media de 2.000 personas al día, pero de Maizière considera que ese número debe reducirse aún más. Además, aseguró que el Gobierno alemán buscará una solución europea al problema en la medida de lo posible, lo que incluye encontrar soluciones para las fronteras exteriores, la negociación con Turquía y la ayuda a las regiones en conflicto.

Por otro lado, arrecia la presión sobre la canciller para que cambie su política sobre refugiados. Stanislav Tillich, ministro del estado federado de Sajonia y miembro de los democristianos de la CDU, el partido de la propia Merkel, insistió en la necesidad de reducir el flujo de entrada. “No solo estamos estirando nuestra capacidad de acogida, sino que ya la hemos superado”, dijo Tillich a la emisora Deutschlandfunk. Además, aludió al límite puesto recientemente por Austria y sugirió buscar una solución nacional al problema.

MS (dpa/kna)


DW recomienda