1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Alemania logró un superávit comercial récord en 2014

Alemania cerró 2014 con un récord de superávit comercial pese a los diversos focos de tensión geopolítica y gracias al bajo nivel del euro.

Según datos publicados este lunes (23/3/2015) por la Oficina Federal de Estadísticas (Destatis), Alemania cerró 2014 con un récord de superávit comercial pese a los diversos focos de tensión geopolítica y gracias al bajo nivel del euro.

La diferencia de exportaciones e importaciones se situó el año pasado en 216.900 millones de euros (234.800 millones de dólares). La cifra es algo menor que la primera estimación difundida en febrero, pero supera el máximo anterior (195.300 millones de euros en 2007).

En el conjunto de 2014, las exportaciones subieron un 3,7 por ciento en comparación con el año anterior hasta los 1,133 billones de euros, en tanto que las importaciones aumentaron un 2,0 por ciento hasta los 916.600 millones de euros. Ambos valores fueron máximos históricos.

El euro bajo impulsa exportaciones

La baja cotización del euro impulsa las exportaciones, motor de la primera economía europea. El comercio alemán aumentó sobre todo con países de la Unión Europea (UE) no miembros de la eurozona, que creció en más de un diez por ciento anual.

Los expertos esperan además que la buena tendencia del comercio se mantenga a lo largo de este año a pesar de las dificultades económicas en parte de la eurozona y de la incertidumbre creada por la tensión con Rusia en Ucrania.

La locomotora europea creció a un sólido 1,5 en 2014. Para 2015, el gobierno mejoró la previsión de un 1,3 a un 1,5 por ciento debido a una coyuntura favorable marcada por la fuerza del consumo interno, el euro barato y los bajos precios del combustible.

Advertencias a pesar de buen pronóstico

El Instituto de Estudios Económicos de Kiel (IfW) advierte en un nuevo estudio del peligro de recalentamiento de la economía alemana, impulsado por las buenas condiciones de crédito para las empresas y por la situación coyuntural, claramente mejor que en el resto de la eurozona.

"La causa es ante todo la política monetaria extremadamente expansiva del Banco Central Europeo", dijo el director del centro de pronósticos del IfW, Stefan Kooths. El "boom" coyuntural, según informó, aumenta el potencial de un fuerte revés posterior, lo que pone a la política económica ante difíciles retos para los próximos años.

"Un recalentamiento no es razón para celebraciones sino un motivo de preocupación", dijo Kooth que agregó que para la estabilidad económica un "boom" es un problema, lo mismo que una recesión. A partir del año próximo, según el pronóstico del IfW, la capacidad de producción de la industria alemana será exigida hasta el límite debido a que el producto interior bruto (PIB) crece a un ritmo mayor que el potencial productivo. Sólo a partir de 2019 habrá una ralentización del crecimiento en Alemania.

CP (dpa, efe)