1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

Alemania lidera investigación sobre adicción a drogas legales e ilegales

El consumo de drogas es investigado en sus más diversos aspectos. La necesidad urge: sólo en Alemania las dependencias causan 20 mil millones de pérdidas económicas. El tabaquismo mata aquí a 110.000 personas cada año.

default

Buscando las razones de la dependencia de las drogas.

¿Por qué unos fuman, beben y/o consumen drogas y se vuelven dependientes desde la primera vez y a otros ni siquiera se les ocurriría probar una sustancia tóxica? Las respuestas a este planteamiento las buscan psicólogos en el Centro de Imágenes Neuronales (TUD) de la Escuela Superior de Dresde.

Las investigaciones se desarrollan con la ayuda de un potente tomógrafo de resonancia magnética que permite una vista gráfica y medible de los cambios cerebrales mientras pensamos, sentimos, decidimos o asumimos determinadas conductas. Hasta ahora estos complejos sistemas sólo habían sido sólo utilizados en la medicina diagnóstica.

Alemania es una de las naciones líderes en la investigación sobre dependencia psíquica y física de las drogas: de la heroína, la cocaína, el alcohol, el tabaco y las anfetaminas, entre otras.

Cinco millones de alcohólicos y 20 mil millones de euros en pérdidas

El alcohol empero, aunque legal, es la droga más nociva de la humanidad. El alcoholismo es también para la sociedad alemana un gran problema, por sus dimensiones, daños físicos y sociales y las pérdidas humanas y económicas que ocasiona. En Alemania hay unos 5 millones de personas alcohólicas. Sin contar los daños personales, el consumo masivo de bebidas alcohólicas en Alemania ocasiona pérdidas económicas anuales de unos 20.000 millones de euros.

En cuanto a la investigación sobre la dependencia en Alemania, en el Estado federado de Baden-Württemberg se adelanta un estudio sobre la asistencia de psiquiatras y psicoterapeutas a drogadictos y alcohólicos. El objetivo es desarrollar estrategias efectivas para la gerencia de calidad en la atención a heroinómanos, cocainómanos, alcohólicos y consumidores crónicos de anfetaminas.

Prevención: Alemania tiene aún mucho por hacer

Por otro lado, a pesar de los adelantos científicos en el tratamiento de dependencias “Alemania es un país en desarrollo en lo que concierne a la prevención”. Sobre dicho aspecto el Centro científico Alfred Krupp de Greifswald, en el Este de Berlín, realizó recientemente un taller sobre la importancia de prevenir, sino el contacto con las drogas legales e ilegales, sí el desarrollo de dependencias. Una de las conclusiones es que en Alemania la prevención del tabaquismo y el alcoholismo son muy deficientes comparado con otros países, incluidos con aquellos en vía de desarrollo.

La situación de prevención en Alemania es, en efecto, lamentable: el 19,5 % de las muertes de personas a partir de los 35 años de edad son causadas por fumar cigarrillos o tomar bebidas alcohólicas, o peor aún, por ambas cosas.


Sustitución de heroína: éxitos y fracasos

En el tratamiento de heroinómanos, Alemania tiene ya una experiencia que data desde comienzos de los años 70 centrada, sobre todo, en programas de sustitución de drogas. Uno de los últimos programas nacionales, actualmente en curso en Colonia, Hamburgo, Bonn, Fráncfort, Karlsruhe y Munich, está dirigido a heroinómanos crónicos en quienes la sustitución de heroína por metadona no tuvo éxito.

Los pacientes, que son asistidos por médicos y psicólogos, reciben hasta tres veces al día una heroína sintética conocida con la sustancia básica “diamorfina”. Este es, por lo demás, un estudio de busca también investigar los probables usos medicinales de la heroína. Y, a juzgar por los resultados ya obtenidos por el Centro Interdisciplinario de Investigación de las Dependencias de Drogas de Hamburgo, la salud de los pacientes mejoró notablemente más que la de quienes reciben metadona como sustancia sustituta.

Miles y miles de muertos: pérdidas invaluables

Los esfuerzos por reprimir y tratar el consumo de drogas fuertes está dando resultados esperanzadores en Alemania: el número de muertes por heroína, cocaína y anfetaminas bajó en 2006 por quinto año consecutivo, situándose en 1.326 fatales. El más bajo desde 1989.

Pero no son las drogas “fuertes” sino las legales son las que causan más muertes. Las cifras de la muerte son escalofriantes. En Alemania mueren cada año a causa del alcoholismo más de 40.000 personas. Fumar cigarrillo mata cada año en Alemania a 110.000 que generalmente se encuentran en plena vida activa.



DW recomienda