1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania: ley de integración cosecha críticas

La nueva ley de integración pretende incentivar a los refugiados a aprender alemán y encontrar empleo. Aquellos que se nieguen a integrarse podrán ser sancionados. Expertos critican que el proyecto atiza prejuicios.

Ver el video 02:07

Análisis: la nueva ley de integración

Este miércoles (25.05.2016), el Gobierno alemán dio luz verde a un proyecto de ley de integración. Se trata del primer proyecto de ley de su tipo en la historia de la República Federal Alemana. Angela Merkel, la canciller alemana, habló de un “hito” en la integración de los refugiados.

Sobre todo se pretende eliminar obstáculos burocráticos para que los refugiados puedan acceder al mercado laboral, explicó la ministra alemana de Trabajo, Andrea Nahles. Así por ejemplo, las oficinas de empleo ya no tendrán que verificar si un alemán cualificado tiene preferencia para ocupar un determinado puesto.

Más apoyo, pero también más sanciones

Además, se planea crear 100.000 mini-empleos (el salario no supera los 450 euros mensuales y la jornada laboral no rebasa las 15 horas semanales) para refugiados y facilitar el acceso a la formación profesional. Se flexibilizará la edad límite para formarse profesionalmente. Asimismo, los refugiados que se capaciten podrán obtener un permiso de permanencia. “El mensaje es: si te esfuerzas, puedes alcanzar algo aquí”, dijo el ministro de Economía, Sigmar Gabriel.

También se quiere ampliar las ofertas para aprender alemán, sobre todo para aquellos refugiados con buenas posibilidades de permanencia. “El mejor camino hacia la integración es el empleo y el mejor camino hacia el empleo es aprender alemán”, señaló la ministra de Trabajo. Los refugiados con pocas posibilidades de obtener un permiso de residencia, como los solicitantes de asilo procedentes del norte de África o de los Balcanes, recibirán cursos de orientación. “Quienes regresen a sus países deberían llevarse una buena imagen de Alemania de regreso a casa”, agregó Nahles.

El nuevo proyecto de ley también prevé una serie de sanciones para aquellas personas que se nieguen a integrarse. Así por ejemplo se les podrán recortar las prestaciones materiales a los refugiados que rechacen las ofertas de integración. No obstante, Rolf Rosenstock, presidente de la asociación de trabajo social Deutscher Paritätischer Wohlfahrtsverband, critica esta medida, puesto que en Alemania aún no existen suficientes cursos de integración y de idioma para todos.

Asignación del lugar de residencia

El gobierno alemán celebra la nueva ley de integración.

El gobierno alemán celebra la nueva ley de integración.

A fin de evitar que se formen guetos, el gobierno alemán también planea asignar a los refugiados el lugar de residencia o prohibir que se muden a determinados lugares. “Así lograremos fortalecer la solidaridad social y evitar sociedades paralelas en nuestro país”, reza la declaración del Ejecutivo germano. No obstante, esto no vale para personas que hayan encontrado empleo, así como para estudiantes, personas que asistan a cursos de capacitación y familias que no deben ser separadas.

La organización de derechos humanos Pro Asyl critica la ley como populista, porque transmite la impresión de que los refugiados no quieren integrarse. Por su parte, la representante del Comisariado de Refugiados de la ONU en Alemania, Katharina Lumpp, recuerda que el derecho internacional público estipula que los refugiados pueden elegir libremente su lugar de residencia. La ley de integración aún deberá ser aprobada por el Parlamento alemán y el Bundesrat.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema