1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania lanza otro operativo contra ultraderechista "Ciudadanos del Reich"

A los presuntos miembros de la organización ultraderechista "Reichsbürger", que no reconoce a la Alemania actual como Estado, se les imputa pertenencia a una banda con fines delictivos y falsificación de documentos.

La Fiscalía y la Policía alemana ordenaron el registro de varios locales vinculados a miembros de los llamados "Reichsbürger" ("Ciudadanos del Reich"), un colectivo de extrema derecha que niega el Holocausto, por sospechas de un delito de falsificación de documentos, informaron las autoridades.

La redada, llevada a cabo en tres regiones del país, estuvo dirigida contra 16 personas, entre ellas dos mujeres, de edades comprendidas entre los 40 y los 62 años, informaron desde la comisaría de Ingolstadt.

Los registros se inciaron a primera hora de esta mañana y estuvieron coordinados desde Baviera , con la participación de unos 250 agentes, entre ellos miembros de las fuerzas especiales, informaron fuentes policiales de Alta Baviera. Fuera de ese "Land”, se inspeccionaron dos viviendas en los estados federados de Baden-Württemberg (sur) y Renania Palatinado (oeste).

Los llamados "Ciudadanos del Reich" no reconocen la autoridad de la República Federal de Alemania (RFA), sino que siguen anclados en el antiguo Reich y las fronteras de 1937, cuatro años después de la llegada de Adolf Hitler al poder. Se estima que la organización cuenta con unos 10.000 simpatizantes, mientras que a su núcleo duro pertenecen unos 500 militantes.

¿Excéntricos o delincuentes?

Este colectivo acaparó la atención mediática internacional en octubre pasado, después de que uno de sus miembros abriera fuego contra la Policía durante un registro causando la muerte de un agente de la Policía e hiriendo a otros tres.

También hace dos semanas la Fiscalía de Alemania ordenó una docena de registros en varios estados federados del país que se saldaron con la incautación de armas y artefactos explosivos y la detención de dos miembros de la extrema derecha acusados de planear agresiones en contra de agentes de policía, de peticionarios de asilo y de ciudadanos judíos.

Los servicios secretos alemanes han venido observando un notable crecimiento en ese movimiento, que hasta hace poco ese considera un grupo minoritario integrado por seguidores más o menos excéntricos, pero que ahora ha adoptado un carácter más claramente delictivo.

RML (dpa, efe)