1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Alemania: La Izquierda cierra puerta a alianzas de gobierno

La Izquierda aprobó el 11 de junio de 2017 un programa para los comicios generales del 24 de septiembre, en el que demanda un viraje de política exterior.

Hannover Bundesparteitag Die Linke (picture alliance/dpa/P. Steffen)

Sahra Wagenknecht, líder del partido La izquierda

El partido opositor alemán La Izquierda aprobó este domingo (11.06.2017) un programa para los comicios generales del 24 de septiembre en el que demanda un viraje de política exterior que reduce al mínimo las opciones de aliarse con los socialdemócratas y Los Verdes para poner fin a la era de la democristiana Angela Merkel.

Tras tres días de congreso en la ciudad de Hannover, los cerca de 500 delegados dieron el visto bueno a una plataforma en la que demandan la disolución de la alianza militar occidental OTAN y de las misiones militares alemanas en el exterior.

"Queremos cambiar la dirección de la política en este país", proclamó la diputada y cabeza de lista Sahra Wagenknecht. 

El programa electoral también incluye la creación de un impuesto de 75 por ciento a los millonarios. Pese a la creciente amenaza terrorista y los atentados que sacudieron el país el año pasado, los partidarios de La Izquierda proponen en su plataforma la disolución de los servicios secretos.

Asimismo critican las sanciones de la Unión Europea a Rusia así como el estacionamiento de tropas regiones del este europeo cercanas a Rusia. Una moción de condena de la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia fue rechazada por mayoría.

El partido que surgió de la fusión de poscomunistas del este alemán y socialdemócratas desencantados con los recortes sociales promovidos a principios del milenio por el socialdemócrata Gerhard Schröder se mostraron dispuestos a ceder en el tema de las misiones militares para poder ser parte de un gobierno de izquierdas y aceptar solo aquellas en las que no se combata.

La única opción realista de gobierno para La Izquierda es la de una alianza con SPD y Verdes, que en la actualidad no tiene mayoría en la intención de voto.

Wagenknecht atacó al SPD, actual socio menor de la coalición con los conservadores de Merkel, y criticó personalmente a Schulz, cuya popularidad ha ido cayendo tras tres reveses en elecciones regionales. "Es que ya nadie cree a Schulz el cuento de que personifica un cambio político".

El presidente de Los Verdes, Cem Özdemir, opinó que las opciones de tener de socio a La Izquierda han disminuido tras el congreso. "La Izquierda sigue siendo un partido poco fiable en política exterior. Es muy lamentable, porque de este modo La Izquierda deteriora deliberadamente la opción de alianza con SPD y Verdes", estimó en declaraciones que adelanta el diario "Die Welt".

La Izquierda aspira a recabar por lo menos un diez por ciento de los votos en la gran cita electoral, tras un 8,6 por ciento en 2013. En la actualidad, los sondeos la ubican entre el ocho y nueve por ciento de las preferencias electorales. DPA