Alemania juzga a presunto colaborador de atentados de París | Alemania | DW | 23.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania juzga a presunto colaborador de atentados de París

El acusado, de origen montenegrino, fue detenido en territorio alemán cuando se trasladaba en coche hacia a París, transportando rifles de tipo kaláshnikov, dos granadas de mano y dinamita.

La Audiencia de la ciudad de Múnich (sur de Alemania) inició este viernes (23.09.2016) el proceso contra un hombre de origen montenegrino, de 51 años, que fue detenido el 5 de noviembre del año pasado con armas y explosivos en su automóvil cuando se dirigía a París. La detención ocurrió pocos días antes de los atentados yihadistas en la capital francesa.

El sospechoso fue detenido en territorio alemán, en un control policial, cuando se trasladaba por las cercanías de Múnich conduciendo un Volkswagen Golf con matrícula de Montenegro. Una revisión a fondo del vehículo halló ocho rifles de tipo kaláshnikov con munición, dos pistolas, un revólver, dos granadas de mano y 200 gramos de dinamita.

En el navegador del coche figuraba como destino una dirección de la ciudad de París, que también había sido anotada en un papel. Esto urgió a la policía alemana a contactar a las autoridades de Francia y de Montenegro, por medio de Interpol. Según la ruta marcada en el aparato electrónico, el conductor había partido de Montenegro y había cruzado los países de Croacia, Eslovenia y Austria hasta llegar a Alemania.

La Fiscalía acusa al montenegrino de violar la ley sobre armas y explosivos, así como también de complicidad en la preparación de un atentado, aunque no existen pruebas que vinculen al hombre con los terroristas de París.

No obstante, las autoridades alemanas sostienen que el hombre cobró 2.000 euros por llevar el armamento hasta París, y que este estaba destinado a la realización de un atentado. El abogado del acusado leyó una declaración en la que el sospechoso admite que transportaba armas, pero alega que desconocía para qué serían usadas.

El 13 de noviembre, pocos días después de la detención, tuvo lugar una serie de ataques coordinados en París y en la periférica Saint Denis, con 130 muertos, 89 de ellos en la sala de conciertos Bataclan, y más de 350 heridos.

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda