1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Alemania inaugura Centro de Defensa Cibernética

Para el Gobierno alemán, los ataques cibernéticos dejaron de ser un asunto de ciencia ficción a más tardar en febrero de 2011, cuando decidió crear este organismo para repeler espías y agresiones vía Internet.

Ein Schild steht am Donnerstag (16.06.2011) in Bonn vor dem Nationalen Cyber-Abwehrzentrum. Das Nationale Cyber-Abwehrzentrum ist offiziell eröffnet worden. Foto: Oliver Berg dpa/lnw +++(c) dpa - Bildfunk+++

El instituto fue inaugurado en Bonn este jueves (16.6.2011).

Este jueves (16.6.2011) comenzaron a verse los frutos de las inversiones hechas por el Ejecutivo de la canciller Angela Merkel para optimizar la defensa de los intereses políticos y económicos alemanes en la arena virtual: en Bonn, el ministro del Interior, Hans-Peter Friedrich, inauguró el Centro de Defensa Cibernética con miras a hacer frente a las agresiones y al espionaje coordinados a través de Internet. Esto ocurre casi una semana después de que Bruselas decretara la creación de una unidad especial para la lucha contra la criminalidad en el ciberespacio a escala europea.
Una plataforma de cooperación
Innenminister Hans-Peter Friedrich eröffnet Cyber-Abwehrzentrum. 16. 6. 2011, Ort Bonn-Mehlem Foto: Matthias von Hein

Hans-Peter Friedrich, ministro alemán del Interior.

La responsable de las tecnologías de la información del Gobierno de Berlín, Cornelia Rogall-Grothe, describió al nuevo organismo como “una plataforma de cooperación” que busca no sólo neutralizar embestidas informáticas, sino también prevenirlas. La información obtenida en ese centro será analizada al detalle por sus diez miembros y por las autoridades que ellos representan para determinar cuál pudo ser el móvil de la amenaza y el modo de intervención.

En principio, el equipo del Centro de Defensa Cibernética estará integrado por seis agentes de la Oficina Federal para la Seguridad de la Tecnología de la Información (BSI), dos de la Oficina Federal de Protección Civil y Ayuda en Catátrofes (BKK) y otros dos de la Oficina Federal de Protección de la Constitución (BfV). Así, representantes de la policía y de los servicios secretos se sentarán a la misma mesa para intercambiar información relevante.
Para el Estado alemán, la posibilidad de que las tecnologías de la información puedan ser empleadas con miras a consumar ataques contra infraestructuras nacionales dejó de ser un asunto de ciencia ficción a más tardar en febrero de 2011. Entonces, tras ser informado minuciosamente sobre el alcance y la creciente frecuencia de los daños causados a los organismos oficiales y el empresariado germano, el Gobierno acordó fundar el Centro de Defensa Cibernética.
Ataques cada vez más frecuentes
Mitarbeiter des Nationalen Cyber-Abwehrzentrums sitzen am Donnerstag (16.06.2011) in Bonn an Computern. Bundesinnenminister Hans-Peter Friedrich hat das Nationale Cyber-Abwehrzentrum offiziell eröffnet. Foto: Oliver Berg dpa/lnw

En principio, el organismo estará integrado por diez agentes.

Los ataques perpetrados con herramientas informáticas se han vuelto cada vez más regulares, tangibles y peligrosos, y han obligado a las autoridades germanas del ámbito de la seguridad a cooperar de una manera más efectiva. Después de todo, las averías causadas a distancia en determinados sistemas pueden terminar comprometiendo seriamente la seguridad ciudadana. “Una de las claves de la seguridad cibernética es la protección de infraestructuras”, comentó Friedrich durante la ceremonia inaugural.

El ministro hacía alusión a organizaciones, entidades e instalaciones de suma importancia para la población, como las redes de abastecimiento de agua o electricidad. “Tenemos que saber que el peligro de ataque a esos sistemas ha aumentado”, agregó Friedrich. Desde que iniciaron su trabajo el 1 ° de abril, los especialistas del nuevo Centro de Defensa Cibernética han registrado entre tres y cinco ataques a sistemas informáticos oficiales todos los días; ataques que adquieren una dimensión completamente nueva con preocupante rapidez.
De enero a septiembre de 2010 se registraron alrededor de 1.600 asaltos cibernéticos, mientras que en todo el año 2009 se contabilizaron 900. Buena parte de los ataques provinieron de China, país al que –junto a Rusia– se le atribuye el mayor número de labores de espionaje en Internet. Distintos estudios apuntan a que el empresariado alemán sufre pérdidas anuales de entre 20.000 y 50.000 millones de euros a causa del espionaje económico.
Autor: Evan Romero-Castillo / dpa / Reuters
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda