1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania exige a Nokia 41 millones de euros por cierre de planta

Las autoridades alemanas exigieron hoy a la empresa de telefonía móvil Nokia la devolución de 41 millones de euros (casi 60 millones de dólares), como parte de las subvenciones que recibió su fábrica alemana de Bochum, que será cerrada a mediados de año, según se supo en enero.

Así lo anunció esta mañana el Ministerio de Economía de Renania del Norte-Westfalia, donde se ubica la ciudad de Bochum. Las autoridades del mismo estado federado alegan que Nokia se comprometió a crear 2.860 puestos de trabajo fijos en Bochum y no lo cumplieron.

Desde la instalación de la fábrica en 1987 y hasta el año 2006 ese estado federado había otorgado cuantiosos subsidios a la finlandesa Nokia.

Ahora Renania del Norte-Westfalia reclama la devolución de las ayudas que prestó a la empresa de telefonía móvil para realizar inversiones en los años 1998 y 1999.

Nokia causó estupor a mediados de enero al anunciar el cierre de la planta de Bochum, una fábrica rentable, y el traslado de la producción a Rumania y Hungría para ahorrar costos.

El presidente de la empresa, Kallasvuo, alegó que los costos en Rumania eran diez veces menores que en Alemania. Sin embargo, se supo que los costos laborales representan el cinco por ciento del presupuesto general de la planta.

La decisión deja en la calle a 2.300 empleados, por lo que muy pronto se oyeron las voces de protesta de los afectados, la política y la economía alemanas.

Ante ello, Nokia accedió a que un grupo de abogados verificase por encargo de la propia empresa y del Sindicato Metalúrgico Europeo (EMB) si la difusión de la decisión se realizó de acuerdo con las prescripciones de la UE para las empresas europeas.

Nokia es el tercer fabricante de teléfonos móviles que cierra la producción en Alemania, después de la estadounidense Motorola y la taiwanesa Ben-Q-Siemens. (dpa)