1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania evalúa rebajar prestaciones a refugiados

El gobierno alemán se propone revisar a la baja las prestaciones que perciben los peticionarios de asilo en ese país, superiores a las de algunos países de la Unión Europea (UE), con el propósito de frenar el alud de solicitantes a Alemania. El ministro del Interior, Thomas de Maizière, anunció ese propósito la noche del jueves (13.08.2015) en declaraciones a la televisión pública, tras confirmar que su departamento ha tenido que elevar sus últimas estimaciones en cuanto a llegada de peticionarios de asilo. Hasta ahora se partía del cálculo de los 450.000 solicitantes para este año, lo que de por sí era un récord histórico en el país.

De Maizière declinó concretar los nuevos pronósticos, que dijo se evaluarán la próxima semana entre los representantes de los estados federados, pero el responsable de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, avanzó que la cifra rondará los 600.000 peticionarios.

El titular de Interior hizo hincapié en que una eventual revisión a la baja de las prestaciones debe hacerse ateniendo tanto a los estándares de otros países de la UE, por un lado, y lo que se perciben en Alemania en concepto de auxilio social. De Maizière argumentó, además, que aproximadamente un 40 por ciento de los peticionarios de asilo llegados a Alemania en el primer semestre del año procedían de los Balcanes y, por tanto, tienen escasas posibilidades de que se les reconozca el derecho de asilo.

Desde algunos estados, especialmente Baviera, se ha presionado al Gobierno federal para que se aceleren los procesos de evaluación de esas peticiones para que se pueda proceder a su expulsión, en caso de que sean rechazados. En la conservadora Baviera se han empezado a organizar los llamados “campamentos de acogida exprés”, donde se trata de agilizar ese proceso al máximo.

El ministro admitió, sin embargo, que una revisión a la baja puede terminar en una demanda ante el Tribunal Constitucional, que ya en 2012 obligó al Ejecutivo a aumentar las prestaciones a los peticionarios -entonces, 220 euros- por considerar que esa cantidad no era suficiente par permitir una “existencia digna”. El Tribunal Constitucional vinculaba ese monto a lo que perciben los desempleados crónicos o perceptores del auxilio social, cantidad que oscila en función de su situación familiar y que a su vez había obligado a aumentar dos años antes por el mismo argumento.

Alemania recibió el año pasado 200.000 solicitantes de asilo, lo que desató ya entonces las alarmas entre los poderes locales y los estados federados, las competentes en principio para atenderles económicamente, y reclamaron mayores recursos para hacer frente a su acogida. (EFE)