1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemania es optimista

Las turbulencias en los mercados financieros no son razón para preocuparse, dijo Michael Glos, ministro de Economía en la presentación del Informe Económico Anual del Gobierno alemán.

default

Michael Glos, ministro alemán de Economía, muestra un ejemplar del Informe Económico Anual.

¿Puede permanecer uno tranquilo en vista de los sacudones en los mercados de acciones y los temores de recesión en los Estados Unidos? Se puede, dijo hoy Michael Glos (socialcristiano).

Schweiz Wirtschaft Weltwirtschaftsforum in Davos Schatten über Logo

Foro Económico Mundial: ¿cómo parar el nerviosismo en las bolsas?

Mientras la elite económica internacional y representantes de numerosos Gobiernos aprovechan el Foro Económico Mundial de Davos (23.-27.01) para debatir sobre medidas para controlar las turbulencias y los temores de recesión, el Gobierno alemán pasó al orden del día.

Glos presentó serenamente el Informe Económico Anual del Gobierno advirtiendo que “las correcciones en los mercados financieros internacionales no deben ser sobreestimadas”.

“No hay razón para caer en el pánico”, agregó el ministro: “Alemania va por buen rumbo, con un claro repunte económico, una disminución del desempleo y un presupuesto equilibrado”. No obstante, Glos pronosticó para el 2008 un crecimiento económico algo menor, del 1,7 por ciento. Hasta ahora, el Gobierno había partido de un 2 por ciento.

Más crecimiento, menos desempleo

En cuanto los parámetros concretos, el ministro parte de que el desempleo, del 9 por ciento en 2007, se reducirá al 8,2 por ciento este año. Nuevo “motor del crecimiento” será el consumo interno, agregó, para el que pronosticó un aumento del 1,1 por ciento.

Deutschland Hamburg Hafen Container

Terminal de contenedores en Hamburgo: exportaciones alemanes seguirán creciendo, aunque más lentamente.

Se cuenta con que la exportación, por el contrario, pierda algo de dinamismo: luego de un crecimiento del 12,5 por ciento en 2006 y 8,3 en 2007, los expertos calculan para el 2008 un aumento del 5,8 por ciento.

Hojeando en las páginas interiores del informe, se constata que el Gobierno ve, sin embargo, también una serie de riesgos, entre ellos la crisis hipotecaria en los EE. UU. Asimismo una mayor inflación podría afectar la economía nacional y sobre todo el consumo interno, frenando el crecimiento. No obstante, el Gobierno no prevé tomar por ahora medidas fiscales para reanimar la coyuntura.

En el debate parlamentario que siguió a la presentación del informe, la oposición acusó al Gobierno de coalición demo-socialcrisiano y socialdemócrata de no haber tomado las precauciones necesarias para hacer frente a los peligros de crisis. Los liberales, en la oposición, dijeron que los peligros reales son mucho mayores de lo que el Gobierno quiere hacer creer y exigieron una disminución de impuestos para estimular el consumo y las inversiones.


Contra la política del dinero barato

El partido La Izquierda, también en la oposición, abogó por intereses más bajos, disminución de impuestos para los sectores de población con ingresos menores y más inversión pública. Los Verdes también exigieron una reducción de impuestos para los sectores de ingresos bajos y la fijación de sueldos mínimos en numerosas ramas económicas.

Controvertida en todos los partidos políticos representados en el Parlamento fue la respuesta que debía darse a la crisis en los mercados financieros. La bancada social-cristianodemócrata se manifestó en contra de una “política del dinero barato”, o sea de bajar la tasa guía de interés como en EE. UU.

La Izquierda, por el contrario, exigió recurrir a la política monetaria para reavivar la coyuntura económica. Al final, tanto cristianodemócratas como socialdemócratas, la Izquierda y los verdes se pusieron de acuerdo en una cosa: en todo caso son necesarias reglas más severas para los mercados financieros.

DW recomienda