1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Alemania después de las elecciones: economistas exigen rápidas medidas

La mayoría de los economistas alemanes espera que el nuevo Gobierno se constituya y comience rápidamente a tomar medidas, ya que “la necesidad de reformas es grande”.

default

Alivio reina en el sector empresarial alemán de que el partido eurocrítico “Alternativa para Alemania” (AfD) no haya logrado ingresar al Bundestag.

Los mercados financieros casi no han reaccionado a la abrumadora victoria electoral de Angela Merkel el domingo (22.09.2013) en las elecciones para el Bundestag. Tanto la bolsa como el euro no acusaron cambio alguno. El previsible resultado de las elecciones ya había sido tenido en cuenta por los actores económicos, dicen los expertos. Un problema podría ser que la formación de un Gobierno estable fuera más difícil de lo previsible, en función de que Merkel no tiene mayoría absoluta y ha perdido al FDP (liberales) como socio de coalición.

En todo caso, en el sector empresarial se lamenta que los liberales ya no estén representados en el Bundestag. En efecto, el resultado de las elecciones permite dos lecturas: si bien Merkel arrasó en las elecciones (311 diputados), perdió por otra parte a su socio “natural”, que le confería la mayoría en el Parlamento y en el que ahora la mayoría está conformada por partidos a la izquierda de los social y democristianos (319 diputados).

“Primero más empleo, después mejor distribución”

Desde el punto de vista empresarial, el FDP hubiera sido un contrapeso importante, por ejemplo en la política impositiva. Un impuesto a las transacciones financieras es en el ínterin tema en todos los partidos, incluso en la Democracia Cristiana, mientras que el FDP se opuso a él hasta último momento.

Ulrich Grillo

Ulrich Grillo

En los partidos políticos representados ahora en el Bundestag también ha aumentado la posibilidad de la creación de un sueldo mínimo nacional, hasta ahora inexistente en Alemania. Para Ulrich Grillo, presidente de la Federación de la Industria Alemana (BDI), últimamente se debatido demasiado sobre el tema de la redistribución del ingreso: “En los últimos meses hemos hablado mucho sobre redistribución y muy poco sobre una política económica e industrial que la haga posible”.

Hierros candentes hay suficientes, agrega Grillo: “La transformación energética, los impuestos, las inversiones”. “La BDI transmite también las preocupaciones de por lo menos ocho millones de trabajadores, que quieren más crecimiento y más empleo, que es lo único que nos permitirá distribuir mejor los ingresos”, resalta Grillo.

Alivio por fracaso de los eurocríticos

Para Joachim Scheide, director de Pronósticos Económicos del Instituto de Economía Mundial, con sede en Kiel, es importante que se continúe con las reformas en el mercado laboral y el sistema de jubilaciones. “Pero de ello poco hablaron los partidos políticos durante la campaña electoral”, dice. Por otra parte, advierte que mejor sería no hacer reforma alguna que llevar a la práctica reformas inconducentes o contraproducentes. Además “habría que hacer mucho más, porque a mediano plazo a Alemania no le va a ir tan bien como momentáneamente parece.”

Alivio reina en el sector empresarial alemán de que el partido eurocrítico “Alternativa para Alemania” (AfD) no haya logrado ingresar al Bundestag. Ya antes de las elecciones, muchos representantes de empresas habían subrayado que para el sector privado, el euro no está a disposición. Un ingreso de los adversarios del euro al Parlamento hubiera desatado, particularmente en los países en crisis y en los mercados financieros, gran inquietud, ya que el AfD se había manifestado claramente también contra más ayudas para salvar a la eurozona.