1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alemania: “Deficiente prevención contra radicalización de niños”

Tras el presunto intento de atentado de un niño de 12 años en Ludwigshafen, expertos no se muestran muy sorprendidos por la edad del sospechoso y critican la "deficiente prevención" en el país.

"No sería nuevo que las organizaciones terroristas intenten reclutar niños e instrumentalizarlos", comentó el presidente de los sindicatos de la Policía alemana (DPolG), Rainer Wendt, al diario "Passauer Neue Presse". "No podemos evitar este tipo de sucesos con medios policiales", aseguró.

De manera parecida se manifestó el jefe del sindicato de la Policía (GdP), Oliver Malchow. "Es muy difícil cuando se trata de un joven así, que se sienta en su habitación infantil ante el ordenador y tiene contacto con islamistas", declaró al rotativo "Neue Osnabrücker Zeitung". Por ello se debe intensificar la búsqueda de potenciales criminales en Internet, recomendó.

Para Wendt es también importante que los padres y escuelas estén atentas y que el entorno social de ser posible pueda alertar de posibles radicalizaciones.  Sin embargo, no existen estructuras especiales para la prevención en Alemania centradas en personas tan jóvenes. "Los niños no están en el foco de las medidas de prevención", declaró la directora del centro de investigación Islam Global de la Universidad de Fráncfort, Susanne Schröter, a dpa. Hasta ahora, las medidas van dirigidas a jóvenes de 16 años en adelante.

¿Niños en manos de radicales?

Son precisamente los refugiados menores no acompañados por adultos, que se encuentran desorientados y que parecen ser más accesibles, los que pueden acabar inspirándose en los islamistas y radicalizarse, alertó el experto en terrorismo Peter Neumann, del King's College de Londres, en el rotativo alemán "Passauer Neue Presse".

"No sólo las fuerzas de seguridad, sino también las escuelas y organismos juveniles están desbordados por el este fenómeno", explicó. En las inmediaciones del ayuntamiento de Ludwigshafen se encontró una mochila con una bomba de clavos que finalmente no estalló porque la carga explosiva que llevaba en su interior no llegó a prenderse.

Un niño de 12 años de padres iraquíes y nacido en Alemania, es sospechoso de planear explotarla en el mercado navideño. La Fiscalía General de Alemania se ha hecho cargo de las investigaciones. Sin embargo, la edad penal en Alemania comienza a los 14 años.

La revista "Focus" informó el viernes que, según información de la que disponían los investigadores, se trata de un joven "fuertemente radicalizado en el ámbito religioso" que "posiblemente" habría sido "instigado o instruido" por un "miembro desconocido" de la milicia terrorista Estado Islámico (EI).

Asimismo, la publicación señaló que el niño había intentado cometer el ataque el pasado 26 de noviembre en el mercado navideño de Ludwigshafen. Posteriormente, el 5 de diciembre, el menor habría depositado una mochila con explosivos en un matorral situado cerca del ayuntamiento de la ciudad.

JOV (dpa, focus)

DW recomienda