1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Alemania declara la guerra a la anorexia.

Las modelos excesivamente delgadas no tendrán ya lugar en los desfiles de modas ni en los anuncios publicitarios en Alemania. El gobierno alemán pactó un acuerdo con la industria de la moda a nivel nacional.

default

Campaña en Italia contra modelos anoréxicas.


Algunos la llaman la nueva epidemia de nuestro tiempo que afecta particularmente a los países industrializados. La anorexia y la bulimia, trastornos alimentarios que se cobran la vida de miles de personas al año en Europa, la mayoría mujeres adolescentes, apenas si ocupaban la atención pública hace 20 años. Pero el mal afecta cada vez a más mujeres que se enferman con la obsesión del cuerpo ideal. Bajo el lema “La vida tiene peso”, la ministra de Salud y representantes de la industria textil y de la moda presentaron un catálogo de medidas con las que quieren detener la cultura de la delgadez. Se estima que 600.000 personas entre 15 y 35 años sufren en Alemania de anorexia o bulimia.

Bademode für Copacabana Gisele Bündchen

La supermodelo brasileña, Gisele Bündchen es delgada, pero no tanto.

Cuerpos cadavéricos

Esas modelos que asustan con sus cuerpos cadavéricos y se convierten en ideales que quieren copiar millones de adolescentes, ya no tendrán cabida en las pasarelas de Alemania. El acuerdo contempla que las modelos por lo menos deben contar con 16 años de edad y tener un índice corporal (Body-Mass-Index) no menor de 18,5. Tan sólo en Alemania se estima que 1,6 millones de personas tienen bajo peso. Los más afectados son los adolescentes donde el número ha aumentado dramáticamente durante los últimos años. Según el ministerio de Salud, uno de cada cinco adolescentes (de 11 a 17 años), padece de algún trastorno dietético.

La campaña lanzada en Berlín tiene por objetivo cuestionar el concepto de belleza ideal que propone una delgadez extrema. Pretende sensibilizar a los medios, la publicidad, la economía y la política sobre la necesidad de corregir una imagen que es dañina a la salud. Las partes se comprometen a no aceptar imágenes de modelos anoréxicas ni a difundirlas, entre otras medidas.

Übergewicht und Magersucht

El sobrepeso también es un problema.

El negocio son las grandes tallas

La industria de la moda aceptó sin reparos asumir el papel pionero. “Queremos sentar un ejemplo”, dijo Thomas Kötter, portavoz de la empresa Igedo, que organiza la mayor feria de la moda en Düsseldorf, Alemania. El empresario advierte que el problema de las modelos anoréxicas tiene que ver con los grandes desfiles de alta costura de Londres, París y Milán. “Esas chicas no se ven en Düsseldorf”, afirma.

La razón es sencilla. La industria alemana vende poco las tallas pequeñas, en cambio el volumen de negocio se genera a partir de la talla mediana. Y desde hace mucho se han establecido los desfiles de modas de las grandes tallas, sobre todo para mujeres de edad madura, el sector de la población con la mayor capacidad de compra.

“Las blusas transparentes que revelan una figura esquelética tienen poco que ver con la realidad de los armarios alemanes”, afirma Kötter, que reconoce que sin embargo alguien tiene que comenzar, para que también se suba al barco la industria publicitaria. La Federación Central de Agencias de Publicidad rechazó la invitación del gobierno tildando la campaña de hipocresía populista.

DW recomienda