1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania cumple 40 años en la ONU

Alemania celebra su 40º aniversario como miembro de la ONU, y su membresía es considerada un éxito a rasgos generales. Sin embargo, la imagen de Alemania ha perdido brillo en los últimos tiempos.

El canciler Willy Brandt (izq.) es recibido por Kurt Waldheim en la ONU (26/9/1973).

El canciler Willy Brandt (izq.) es recibido por Kurt Waldheim en la ONU (26/9/1973).

Con motivo del 40º aniversario del ingreso de Alemania a las Naciones Unidas, el secretario general de ese organismo, Ban Ki Moon, elogió en Nueva York el rol de este país en la comunidad internacional. Antes y después de su reunificación, Alemania sigue “apoyando activamente” a la ONU, dijo Ban, y añadió que confía en el asesoramiento y en la capacidad de un gran número de representantes alemanes de alto rango.

E 18 de septiembre de 1973, casi tres décadas después de que se fundara la ONU, la República Federal de Alemania y la República Democrática Alemana ingresaron como países miembros a dicho organismo.

¿Una historia de éxitos?

“Hasta hace muy pocos años, la membresía de Alemania en la ONU fue una historia de éxitos”, señaló el politólogo Klaus Dieter Wolf, de la Fundación para la Paz y la Investigación de Conflictos, de Hesse (HSFK). “La lucha contra la pobreza, la ayuda humanitaria, la protección del medioambiente y la prevención de crisis son áreas en las que Alemania ha trabajado con gran éxito”.

Después de EE. UU. y Japón, Alemania es, con cerca de 190 millones de dólares en 2013, el tercer país en cuanto a su aporte al presupuesto de Naciones Unidas. A eso se suman los aportes para financiar las misiones internacionales de paz. En el período desde julio de 2013 hasta junio de 2014, Alemania habrá transferido alrededor de 538 millones de dólares a la ONU, con lo cual se convierte en el cuarto mayor donante a nivel internacional.

Guido Westerwelle, ministro de RR. EE. de Alemania, en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Guido Westerwelle, ministro de RR. EE. de Alemania, en el Consejo de Seguridad de la ONU.

“Tenemos realmente una influencia importante en la comunidad internacional”, dijo el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, con motivo del aniversario. “El hecho de que somos uno de los mayores donantes nos ayuda a no dejar todo en palabras, sino a apoyar con hechos concretos la labor de las Naciones Unidas”.

Imagen contradictoria en la ONU

Según el politólogo Klaus Dieter Wolf, hace algunos años que la política alemana con respecto a la ONU es contradictoria. Si bien Alemania acentúa continuamente el rol relevante de las Naciones Unidas, apuesta cada vez más a instrumentos como el G8 o el G20, que excluyen a otros países, con lo cual elude, de algún modo, la autoridad de la ONU, critica el experto.

Alemania también ha contribuido a desarrollar el concepto de la responsabilidad conjunta en caso de graves violaciones a los derechos humanos, añade Wolf, pero en el caso del voto para una intervención en Libia, a comienzos de 2011, Alemania, que en ese momento no era miembro del Consejo de Seguridad, se abstuvo, así como China y Rusia. Wolf opina que allí se transparenta otra contradicción de Alemania: la que existe entre su cooperación en el terreno de las ideas y la puesta en práctica de las mismas.

En cuanto a su participación en misiones civiles, Alemania representa, con 75 personas, solo apenas algo más de un uno por ciento del total del personal de la ONU. Solo 315 soldados y policías grmanos participan en las misiones de los cascos azules, con lo cual está detras de países como Bangladesh, Etiopía o Uruguay. Sin embargo, hay más de 6.000 soldados alemanes y más de 300 policías en misiones de la ONU en Kosovo (EULEX y KFOR) y en Afganistán.

Consejo de Seguridad de la ONU se reúne por la crisis en Siria. (30.8.2012).

Consejo de Seguridad de la ONU se reúne por la crisis en Siria. (30.8.2012).

Alemania espera una reforma de la ONU

La influencia de Alemania, un país como tantos otros de la comunidad internacional, es, naturalmente, limitada, sobre todo porque este país no pertenece al grupo de los miembros permanentes en el Consejo de Seguridad de la ONU. Para lograr una mayor influencia, el Gobierno de Berlín aspira a un asiento permanente en dicho consejo y aboga desde hace mucho tiempo por una reforma de las Naciones Unidas. El ministro Westerwelle exigió recientemente que se el Consejo de Seguridad de la ONU se adaptara a las circunstancias geopolíticas actuales. Junto con Japón, India y Brasil, Alemania ha conformado un grupo que presentó una iniciativa para impulsar la reforma y ampliación del Consejo de Seguridad. Pero aún está por verse si eso es posible.

Hasta que llegue ese momento, a los alemanes al menos se les permite tomar asiento en las cercanías del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en un “Espacio de silencio” que Alemania donó a la ONU en 1978. Durante las celebraciones en Nueva York, el embajador alemán ante Naciones Unidas, Peter Wittig, hizo entrega del nuevo salón, ahora llamado “Bosque alemán”.

DW recomienda