Alemania: cumbre de emergencia contra el terror neonazi | Alemania | DW | 18.11.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania: cumbre de emergencia contra el terror neonazi

Ministros de Justicia e Interior alemanes reunidos en Berlín aprobaron la creación de un centro de defensa contra la extrema derecha y un registro central de datos e información sobre neonazis.

Los primeros ministros de Turingia, Sajonia-Anhalt, Baja Sajonia y el ministro alemán del Interior en la cumbre de emergencia (18.11.11).

Los primeros ministros de Turingia, Sajonia-Anhalt, Baja Sajonia y el ministro alemán del Interior en la cumbre de emergencia (18.11.11).

En el encuentro se dio luz verde a la creación de un centro de defensa contra la extrema derecha y de un registro central de datos relacionados con el ámbito neonazi. Otros de los aspectos centrales sometidos en la capital germana a discusión, como la prohibición del derechista Partido Nacionaldemocrático de Alemania (NPD, por sus siglas en alemán) o la eliminación de la figura del informante, siguen abiertos.

Mejorar la coordinación, trabajar más estrechamente, cotejar información, eliminar las barreras burocráticas y las distancias que genera un exceso de celo federal: en esto conicidían todos los presentes en la cumbre de emergencia celebrada este viernes (18.11.2011) en Berlín, que reunía en torno a una mesa a las autoridades de Justicia regionales y nacionales, al ministro del Interior y a los responsables de los principales órganos de seguridad germanos para debatir acerca de la actuación de los entes públicos en el caso del trío neonazi que, con sus diez asesinatos a lo largo de siete años, consterna a Alemania.

“Lo que estos sucesos han dejado claro”, declaró la presidenta del grupo parlamentario de la Unión Cristianosocial, Gerda Hasselfeldt, “es que el en futuro la cooperación tanto entre los Estados mismos como entre ellos y el Gobierno central tiene que ser considerablemente mejor”.

Cumbre en medio de revelaciones

“Nuestros abuelos no eran criminales”, puede leerse en este cartel desplegado en 1996, entre otros, por Uwe M. (dcha.), supuesto miembro de Clandestinidad Nacionalsocialista.

“Nuestros abuelos no eran criminales”, puede leerse en este cartel desplegado en 1996, entre otros, por Uwe M. (dcha.), supuesto miembro de Clandestinidad Nacionalsocialista.

La maquinaria de encuentros y reuniones se ha puesto en marcha. Este viernes era la cumbre de emergencia, a la que políticos y representantes de las fuerzas de seguridad acudían para mencionar de nuevo lo ya propuesto a través de la prensa; el próximo lunes (21.11.2011) será una comisión interna del Bundestag la que se ocupe del modo en el que hasta el momento se ha procedido en Alemania contra la escena neonazi.

Y mientras las altas esferas hablaban, las revelaciones en torno a Clandestinidad Nacionalsocialista, el trío al que se culpa de una decena de asesinatos de empresarios de origen turco y griego, así como de una agente, además de varios asaltos a bancos y de un atentado con artefacto explosivo, no cesaron de hacer visible que la actuación de los aparatos de inteligencia fue, cuando menos, poco eficiente.

Hoy mismo se daba a conocer la aparición de un nuevo listado que incluye 10.000 nombres, entre ellos el del socialdemócrata y primer ministro del Estado de Renania Palatinado, Kurt Beck, y referencias a ubicaciones de centros eclesiásticos, asociaciones locales del Partido Socialdemócrata y agrupaciones anti extrema derecha. Sobre una enumeración similar, en la que se citaba a la delegada de Integración del Gobierno alemán, la democratacristiana Maria Böhmer, y al jefe de la bancada liberal en el Parlamento germano, Reiner Brüderle, con dirección y número de teléfono privados, había escrito ya el diario Rhein-Zeitung.

La Oficina Federal de Investigación Criminal alemana asegura que no se puede establecer una relación directa entre estos documentos y la actividad de Clandestinidad Nacionalsocialista, ni tampoco considerarlos listas negras. Pero ambos serían antiguos y el que no hayan llamado la atención en un ambiente conflictivo y observado preocupa tanto como el hecho de que tras las diez muertes nunca se sospechara una conexión con el extremismo de derechas, y eso a pesar de que, según el periódico Dresdner Morgenpost, la policía de Sajonia estaba en posesión desde julio de 2010 de un CD en el que los radicales “Dönner-Killer” le dedicaban una canción a una serie de nueve asesinatos a empresarios de origen turco y griego.

¿Cómo cambiar las estructuras?

La ministra de Justicia alemana, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, durante el encuentro de este viernes (18.11.11) en Berlín.

La ministra de Justicia alemana, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, durante el encuentro de este viernes (18.11.11) en Berlín.

“El sistema de alarma contra la extrema derecha ha fracasado por completo”, reconocía la ministra de Justicia alemana, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, en una entrevista concedida al rotativo Süddeutsche Zeitung poco antes de la actual cumbre. Ahora se trata de crear nuevas estructuras que eviten que tal cosa vuelva a suceder. Pero, ¿cómo? A quienes exigen que se acabe con la figura de los informantes, cuya efectividad ha quedado puesta en entredicho, se oponen los que consideran a estas personas de valiosa importancia.

Y tampoco una posible exclusión del Partido Nacionaldemocrático del escenario político encuentra conformidad general. “¿Qué más tiene que pasar para que se den los pasos necesarios hacia una prohibición del NPD?”, se preguntaba el presidente de la Unión Cristianosocial, Horst Seehofer. Sin embargo, Leutheusser-Schnarrenberger teme las consecuencias que acarrearía un renovado intento malogrado de eliminar la formación. Sólo si la situación es evidentemente distinta a la de 2003, cuando se llevó a cabo la iniciativa sin éxito, apoyará la ministra el proceso. “En aquella ocasión echamos a perder la oportunidad”, dijo el socialdemócrata Dieter Wiefelspütz, “pero si esta vez lo hacemos bien, la petición puede salir adelante”.

Autor: Luna Bolívar
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Enlaces externos