1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alemania condena a cadena perpetua a ruandés por masacre étnica

Un tribunal de Fráncfort sentenció a cadena perpetua a un antiguo alcalde ruandés por su implicación en el asesinato de 400 personas de la minoría tutsi en 1994. El criminal había llegado a Alemania como refugiado.

Onesphore Rwabukombe en la Corte de Fráncfort del Meno, Alemania.

Onesphore Rwabukombe en la Corte de Fráncfort del Meno, Alemania.

"Fue un baño de sangre inimaginable, en el que el acusado daba órdenes mientras la sangre le llegaba a las rodillas", dijo el juez Josef Bill en su sentencia. La audiencia regional consideró probado que Onesphore Rwabukombe, un hombre de 58 años perteneciente a la etnia hutu, promovió el ataque a una iglesia de la localidad de Kiziguro en la que se refugiaban 400 personas, casi todos de la etnia tutsi, y que fueron masacrados.

Rwabukombe, que era alcalde del municipio de Mavumba, no solo no impidió el ataque, sino que organizó el transporte de los cadáveres a una fosa común y llamó a otros implicados para que participaran en la matanza.

Criminal había llegado a Alemania como refugiado

El condenado no podrá beneficiarse de una reducción de condena debido a su papel central en los asesinatos. Rwabukombe vivía en Alemania desde 2002, cuando escapó de Ruanda en busca de asilo en Europa. Las autoridades alemanas decidieron no extraditarlo. En lugar de eso, anunciaron que lo someterían a un juicio justo en el país.

En febrero de 2014 fue sentenciado a 14 años de cárcel por incitación y complicidad en los asesinatos, pero la Corte federal alemana anuló una parte de la sentencia. Los jueces consideraron que su papel fue más allá de la incitación.

En 1994, unos 800.000 ruandeses, entre tutsis y hutus moderados, fueron asesinados en un genocidio que duró cien días. Terminó cuando el rebelde tutsi Paul Kagame, hoy presidente de Ruanda, logró controlar el país.

JOV (dpa, dw)

DW recomienda