1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania cerrará todas sus minas de carbón de hulla en 2018

La Cámara alta del Parlamento alemán (Bundesrat) decidió hoy poner fin en 2018 a la fuertemente subsidiada extracción de carbón de hulla.

El Bundesrat tomó la decisión final sobre esta medida, que ya había recibido este año el visto bueno de la Cámara baja del Parlamento alemán (Bundestag) y del gabinete de gobierno.

La extracción a cielo abierto de carbón para alimentar los hornos de las plantas de energía continuará, pero la producción de carbón mineral en minas de hasta 2.000 metros de profundidad será suspendida, expusieron los portavoces del Bundesrat.

Los costos de cerrar las minas de carbón en los estados de Renania del Norte-Westfalia y el Sarre ascenderán a 30.000 euros (44.257 millones de dólares).

Únicamente en Renania del Norte-Westfalia, donde se encuentran siete de las ocho minas de explotación de carbón, el gobierno federal y el regional subvencionan la industria del carbón con 2.500 millones de euros (3.400 millones de dólares) al año.

Según el acuerdo de distribución de costos, el gobierno de Renania del Norte Westfalia dejará de subvencionar esa actividad a fines de 2014, mientras que el gobierno federal asumirá el pago de esos subsidios hasta 2018. A cambio, Renania del Norte Westfalia no recibirá más asistencia financiera para la región del Ruhr.

Por su parte, el Sarre, que cuenta con una sola mina que no paga subvenciones, recibirá un pago único de ayuda estructural por 100 millones de euros (unos 147,643 millones de dólares), financiado por el consorcio mixto minero RAG.

La producción actual de 25 millones de toneladas anuales de carbón mineral deberá ser reducida a la mitad para 2012, a unos 12 millones de toneladas.

La decisión de poner fin a la extracción minera de carbón será revisada de nuevo por el Bundestag en 2012, recordaron hoy los portavoces del Bundestag.

La decisión de cerrar las minas de carbón facilita el camino para que RAG pueda llevar a la Bolsa de Valores y en la primera mitad de 2008 sus negocios inmobiliarios, las plantas energéticas y sus compañías químicas, una vez que se haya desprendido de su 'división negra' del carbón.

En Alemania se extrae carbón de hulla desde hace 200 años. En la actualidad trabajan unos 33.000 mineros en ocho minas y el mantenimiento de cada uno de esos puestos de trabajo le cuesta al erario público alemán unos 75.000 euros anuales (110.701 dólares). (dpa)