1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemania cerró 2008 con récord de ocupación pese a la crisis

Los 40,35 millones de empleados que se registraron son el mejor logro laboral desde la reunificación, en 1990. Sin embargo, las perspectivas no son tan halagüeñas para 2009.

default

Nunca antes hubo tanta gente trabajando en Alemania.

La crisis económica no parece hacer mella en el mercado laboral alemán. Al menos, de momento. Así se desprende de los datos de ocupación hechos públicos por la Agencia Federal de Estadísticas, correspondientes a 2008. La economía alemana obtuvo en 2008 el mejor registro desde la reunificación del país, en 1990. El número de personas empleadas se situó en una media de 40,35 millones en los últimos doce meses. La cifra supone un incremento de 582.000 ocupados respecto a 2007, un 1,5 por ciento más.

Si bien es cierto que la ocupación no creció con el mismo vigor que lo había hecho un año antes -el incremento de 2007 fue de 671.000 ocupados, un 1,7 por ciento más que en 2006-, el año pasado fue el tercer ejercicio consecutivo en que el empleo creció en Alemania. Un dato que fue acompañado, además, del progresivo descenso del paro. Los últimos registros, correspondientes al mes de noviembre, situaron la tasa de desempleo en el 7,1 por ciento de la población activa, apenas por debajo de los tres millones de parados -2.998.000-, el mejor dato desde 1992.

Malas perspectivas

Deutschland Arbeit Arbeitsagentur

El paro descendió por debajo de los 3 millones de personas.

Sin embargo, 2008 ya es historia, y para el nuevo año las perspectivas del mercado laboral alemán no son, ni mucho menos, tan halagüeñas. De hecho, los analistas esperan que las cifras correspondientes a diciembre, que se harán públicas el miércoles que viene, arrojen ya un importante aumento del desempleo. Los expertos sitúan la destrucción de ocupación registrada el mes pasado en unos 100.000 puestos de trabajo, que elevarían la cifra de parados a los 3,07 millones de personas.

De hecho, la publicación del balance de ocupación de 2008 vino acompañada de una advertencia de la propia Oficina Federal de Estadísticas: "el mercado laboral reacciona con retraso a los cambios en la marcha de la coyuntura económica". Todo un aviso para navegantes que se encargó de precisar Wolfgang Wiegard, miembro del Consejo de Expertos que asesora al gobierno germano. En declaraciones a la televisión pública alemana, Wiegard cifró en 700.000 el incremento del paro que pronostica para 2009.

Algo más optimista se mostró el jefe de coyuntura del Instituto de Economía Mundial de Kiel (IfW), Joachim Scheide, que avanzó un aumento del desempleo de 400.000 personas para el recién estrenado año. Scheide cree que los puestos de trabajo que corren mayor peligro son los de aquellos sectores dependientes de la exportación, como la industria del automóvil. El IfW espera un retroceso del Producto Interior Bruto (PIB) alemán del 2,7 por ciento en 2009, lo que supondría el peor resultado en la historia de la República Federal.

Más empleados en casi todos los sectores

Opel in der Krise Autoindustrie

Sin embargo, la crisis dictará otras tendencias en 2009.

El sector servicios fue el mayor beneficiado del incremento en el número de ocupados registrado en 2008. La cifra de empleados creció hasta los 29,27 millones de personas, un 1,6 por ciento más que el año anterior. Le siguió la industria, con un 1,5 por ciento más y 8,02 millones de trabajadores. Finalmente, el número de empleados en agricultura y pesca también experimentó un auge del 1,3 por ciento, para situarse en 856.000 empleados. El único sector que sufrió un descenso fue el de la construcción, con un retroceso del 0,8 por ciento, hasta los 2,19 millones de trabajadores.

Estos datos consolidan al sector servicios como el de mayor peso en la economía alemana. Un 72,5 por ciento de la población activa desarrolla su actividad en el sector. Un peso, además, que va en aumento. En 1991, representaba solamente el 59,5 por ciento del total de trabajadores alemanes. Le siguen la industria, con el 19,9 por ciento, la construcción, con el 5,4 por ciento, y, finalmente, agricultura y pesca, con el 2,1 por ciento de la población activa.

DW recomienda