1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemania capea la crisis

La crisis financiera mundial aún no ha sido superada y los EE. UU. están al borde de una recesión económica. Las perspectivas en Alemania, por el contrario, no son malas.

default

Euros en la Imprenta Federal de Alemania.

Tales las predicciones cinco de los más prestigiosos institutos económicos de Alemania, dos de Austria y uno de Suiza, que hoy presentaron su “Informe de Primavera”. “Es imposible decir hoy cuánto van a caer aún los precios de los inmuebles y las cotizaciones de las acciones y cuándo van a alcanzar su punto más bajo”, dicen los economistas en su dossier. Pero de que las cosas no van bien en Estados Unidos, están convencidos.

No obstante, para Alemania la situación no se ve tan mala. Los bancos alemanes superaron la crisis financiera internacional relativamente bien. El sistema bancario alemán demostró ser bastante robusto. No obstante, los investigadores no descartan crisis de liquidez en los mercados internacionales.

Mercedes SLK Produktion in Bremen

Producción de Mercedes Benz en Bremen.

Los institutos cuentan para 2008 con un crecimiento de la economía alemana del 1,8 por ciento y del 1,4 por ciento para 2009. Si bien el crecimiento se ralentiza, “es improbable que en Alemania se produzca una recesión”, dijo Joachim Scheide, del Instituto de Estudios de la Economía Mundial, con sede en Kiel.

Que el crecimiento pronosticado para 2008 sea mayor que el de 2009 se debe, sin embargo, créase o no, exclusivamente al gran número de días laborales este año. La dinámica coyuntural será efectivamente en el 2009 mayor que en el 2008, según los economistas.

Aumento del empleo

Los institutos arriesgan este año también un pronóstico del desarrollo de la economía a mediano plazo. Según el informe, en el periodo 2007-2012, el PIB alemán creerá en promedio un 1,5 % por año.

Arbeitslose Deutschland Bundesagentur für Arbeit in Frankfurt

Oficina de Trabajo en Fráncfort.

Ello se reflejará en el número de desocupados. Según el informe, en el 2009 habrá en Alemania en promedio menos de 3 millones de personas sin trabajo. Ya para 2008 pronostican unos 560.000 desocupados menos que en el año anterior.

En 2009, el número de desempleados bajará por primera vez desde 1991 a menos de tres millones. La tasa de desocupación a marzo de este año fue del 8,4 por ciento, un 1,5 por ciento menor que en el mismo mes del año pasado. Por otra parte en la Oficina Federal del Trabajo hay unas 580.000 plazas de trabajo registradas como vacantes.

Esas positivas tendencias son enturbiadas algo por la tasa de inflación. En el informe se pronostica una inflación del 2,6 por ciento para este año. Para el 2009 prevén una ralentización del aumento de los precios, al 1,8 por ciento. De cualquier forma, el Banco Central Europeo se mantiene atento para intervenir en cuanto los precios amenacen desbocarse.

Ralentización del crecimiento mundial

Para el PIB mundial, los institutos prevén un crecimiento económico del 2,7 por ciento en 2008, bastante menor que el del año pasado. No obstante, los institutos desaconsejan al gobierno alemán de lanzar un programa estatal de reactivación de la coyuntura económica como en EE. UU. El pronóstico fue elaborado por primera vez conjuntamente por ocho institutos: el IfW de Kiel, Ifo de Múnich, IWH de Halle, RWI de Essen, IMK de Düsseldorf, KOF de Zürich y Wifo e IHS de Viena.

El gobierno alemán encarga desde 1950 todos los años un “Informe de Primavera”, que es revisado y actualizado en el otoño. Los pronósticos de crecimiento económico le sirven de base para sus propias predicciones. Sobre ese fundamento, el ministerio de Finanzas estima el desarrollo de los ingresos y egresos del Estado, que sirven de orientación para el presupuesto nacional.

El asesoramiento le cuesta al gobierno alemán un importe de varios dígitos en millones de euros. Pero es un dinero bien invertido. En 2007, los economistas predijeron el crecimiento económico con bastante exactitud: en la primavera pronosticaron un 2,4 por ciento. Al final fueron efectivamente 2,5 por ciento.

DW recomienda