Alemania busca prevención contra el salafismo | Sociedad | DW | 13.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Alemania busca prevención contra el salafismo

El número de jóvenes que se suman al islamismo radical e incluso acceden a las armas crece en Alemania. Gobierno y Estados federados buscan estrategias para prevenirlo.

Según datos de las autoridades alemanas, unos 600 jóvenes macharon a la supuesta “Guerra Santa” en Siria, de los cuales, 60 de ellos habrían fallecido. Otras fuentes, como el psicólogo y experto en el Islam Ahmad Mansour, calculan que la cantidad de yihadistas procedentes de Alemania podría rondar en torno a los 1.500 y 2.000, un cálculo basado en su experiencia como asesor de personas expuestas a actitudes radicales.

Peter Neumann, investigador sobre radicalización.

Peter Neumann, investigador sobre radicalización.

Para el investigador de movimientos radicales Peter Neumann, en vista de la amenaza creciente originada por los retornados de Siria es necesario mejorar el trabajo preventivo. Este científico del King College londinense considera necesario aclarar a los militantes alemanes que tienden al islamismo, que la realidad del Estado Islámico no tiene que ver con la propaganda de Internet. Neumann destacó a DW que los milicianos del EI luchan más contra sus propios hermanos de credo que contra tropas del Gobierno iraquí. Algo que para muchos no está claro, continúa el experto, añadiendo que muchos sirios rechazan la presencia de extranjeros.

Prevención hacia los escindidos

Una postura similar defiende Susanne Schröter, del Centro de Investigación Global del Islam de Fráncfort. Lo más efectivo sería el trabajo preventivo con mensajes de video de los que se escinden del movimiento: “Tanto hombres que dicen que no era lo que esperaban y que no habían ido allí a matar a otros musulmanes, como mujeres jóvenes que cuenten cómo fueron a casarse, que todo les era ajeno, y que cuando quisieron salir no supieron cómo”, aclara Schröter.

Actualmente, en Alemania hay iniciativas de prevención para evitar carreras como las de los repartidores de pizza de Dinslaken, que terminaron en Siria ejecutando atentados suicidas. Sin embargo, la responsabilidad está dividida entre los 16 Estados federados y no existe una estrategia común de prevención. Aun así, comienza a haber iniciativas de cooperación y tanto autoridades como comunidades de musulmanes trabajan en estrategias comunes. Por ejemplo en Hamburgo, donde el Ayuntamiento se hizo cargo de la competencia para luchar contra el extremismo religioso, tarea de la que se encargarán los servicios sociales de la ciudad.

Protección de la Constitución y enseñanza del Islam

En Renania del Norte-Westfalia, el estado más poblado de Alemania, la prevención está en manos de la Agencia de Protección de la Constitución, el servicio de información interior. Este organismo pondrá a disposición el año que viene 600.000 euros para financiar seis puestos de asesoría y una línea telefónica directa llamada “Wegweiser” que ya está en funcionamiento. Esta estrategia intenta que las autoridades no tengan acceso a los datos y sean los servicios sociales quienes decidan en cada caso la forma de proceder.

Otra de las formas de prevención está directamente en manos de los profesores de religión islámica. Bernd Ridwan Baukneht trabaja en Bonn con unos 200 escolares cada semana, algunos de elos con tendencias radicales. No solo se radicalizaron a través de Internet, sino que también tienen influencias en su entorno personal. Bauknecht trata de descifrar la propaganda islamista y explica conceptos como "yihad" o "sharia" desde otra perspectiva, basada en el Corán. Sin embargo, reconoce que en los que están muy radicalizados no hay muchos avances. Por eso, prefiere centrarse en alumnos y alumnas que aun solo muestran simpatía con el entorno radical del islam.