1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alemania busca detener la inmigración africana

Los ministros de Desarrollo de la UE quieren fortalecer la ayuda del bloque a África para detener la inmigración. Sin embargo, el ministro alemán Gerd Müller advierte que la ayuda no es suficiente.

Deutsche Welle: Sr. Müller, desde hace años se escuchan los llamados a combatir las causas que provocan el éxodo de refugiados. ¿Cuáles son esas causas en África?

Gerd Müller: Si hubiéramos tomado más en serio ese llamado desde hace años, tendríamos ahora menos problemas. Espero que nos encontremos verdaderamente ante un cambio de paradigma. Necesitamos no sólo una red que formule las políticas exterior, de seguridad y de ayuda al desarrollo, sino que además las implemente. De lo contrario, los problemas nos ocuparán durante décadas. Debo aclarar que es necesario tener una imagen diferenciada sobre la situación de los refugiados. Hace unas semanas, la mayoría de los refugiados que llegaban a Alemania, lo hacían a través de los Balcanes. La mayoría provenientes de Siria, mientras que los originarios de países africanos comprendían un 10 a 12%. En Alemania se tenía la impresión de que un 50% de los refugiados provenía de África, y eso es falso.

En Libia volvió a fracasar un intento por conformar un gobierno estable. Pareciera una debilidad institucional. Se estima que tan sólo en Libia aguardan cientos de miles para llegar a Europa. ¿Vendrá de ahí la siguiente ola de refugiados?

Libia es un ejemplo de grandes errores cometidos en el pasado. El país fue bombardeado por la comunidad internacional en aras de sacar a Muammar Gaddafi del poder. Luego se abandonó el país a su suerte. No se desmantelaron los arsenales de Gadafi, de manera que se apropiaron de ellos las milicias nómadas Tuareg para desestabilizar Mali. Desde entonces han transcurrido cuatro años. No se han fortalecido las instituciones y nos encontramos ante enormes problemas. Yo no diría que los intermediarios de la ONU han fracasado, más bien esperamos avances en la conformación de un gobierno de unidad en Libia. Esa es la precondición para recibir ayudas de la comunidad internacional. El Ministerio alemán para la Cooperación Económica y el Desarrollo ayudará a Libia en la conformación y el fortalecimiento de sus instituciones. Concretamente hay que fortalecer a la guardia costera, entre otros proyectos que tenemos con las actuales instituciones libias.

A principios de año, cuando cientos de personas murieron ahogadas en las costas libias, en su huída a través del Mediterráneo, usted convocó a la formación de un fondo de 10 mil millones de euros para África. ¿Qué ha pasado desde entonces?

¿Qué ha pasado? Estoy más que decepcionado, y la comunidad internacional y europea debe estar avergonzada. No podemos seguir demostrando esta incapacidad de negociación. Mueren miles y cientos de miles durante la huída. Por eso es decepcionante que no haya una solidaridad europea más fuerte para resolver los problemas. Pero ya se ve más presión y disposición desde Bruselas. En los últimos meses la UE destinó 5.000 millones de euros para atender los problemas más acuciantes. Apoya a Turquía y conforma un fondo de ayuda a África. Son algunos pasos pero tendríamos que ponernos las botas de siete millas.

Desde el 2013 el economista Gerd Müller es ministro de Cooperación Económica y Desarrollo. El político cristianodemócrata (CDU) no le teme a las medidas drásticas para hacer frente a la crisis de refugiados. Müller quiere alcanzar una mayor cooperación a nivel europeo en las políticas exterior y de ayuda al desarrollo.

DW recomienda