1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Alemania – Brasil: ¿importante para quién?

Aunque es un partido amistoso de mucho prestigio, el Alemania – Brasil del miércoles 10 de agosto en Stuttgart no es para todos los involucrados igual de relevante. Aquí les contamos para quién sí lo es, y para quién no.

Alemania contra Brasil en Stuttgart.

Alemania contra Brasil en Stuttgart.

Mientras los alemanes se encuentran en un proceso de constante progreso con su selección, los brasileños darán en Stuttgart el primer paso en dirección a una necesaria “reinvención” de su fútbol, en especial luego de su frustrante participación en la Copa América, y teniendo en cuenta su obligación de llegar lo mejor posible a la única competencia internacional que disputarán en los próximos 30 meses: el Mundial 2014, que se llevará a cabo en su país.

¿Importante para los equipos?

El duelo es, como se puede observar, mucho más importante para Brasil que para Alemania, a cuyo equipo –virtualmente clasificado para la Eurocopa 2012 y con excelentes perspectivas en materia de talentos- no se le exige un gran rendimiento a esta altura del año, recién empezada la temporada profesional local.

Los alemanes del entrenador Joachim Löw, sin el menor deseo de perder, se concentrarán mucho más en integrar al seno del equipo nacional a jugadores jóvenes sobre cuyos nombres construye el futuro: Mario Götze (Dortmund), Marco Reus (Mönchengladbach) y André Schürrle (Leverkusen) son los mejores ejemplos.

¿Importante para “amarrar” jugadores?

Alemania convocó al juvenil talento de 20 años Ilkay Gündogan, actualmente al servicio del campeón de la Bundesliga Dortmund, cuyas raíces son turcas, al que quiere “atar” definitivamente.

El joven talento de origen turco Ilkay Gündogan, debutará con la selección alemana de mayores en el partido contra Brasil.

El joven talento de origen turco Ilkay Gündogan, debutará con la selección alemana de mayores en el partido contra Brasil.

Mano Menezes, entrenador de Brasil, convocó por su parte al mediocampo defensivo del Bayern Múnich Luiz Gustavo, quien hace pocos meses coqueteaba con la posibilidad de nacionalizarse alemán para poder jugar con la selección del país donde trabaja.

En ambos casos tanto Alemania, con Gündogan, como Brasil, con Luiz Gustavo, sientan un precedente y les comunican a los jugadores de forma clara “contamos contigo”. Por ser un partido amistoso, y no uno oficial, los futbolistas todavía podrían cambiar de bando (el primero a Turquía, el segundo con los alemanes), pero ya las dos selecciones les dejaron saber que las puertas están abiertas, para quedarse.

¿Importante para la Bundesliga?

De hecho, nada les gustaría más a los clubes alemanes que eliminar esta fecha del calendario internacional, y con razón, pues ella se presenta en medio de la primera semana de competencia local, lo cual frena su ritmo de adaptación.

En casos como el del Bayern, ello se traduce en una pausa total ya que el equipo aporta a selecciones nacionales 16 de sus 24 jugadores (8 a Alemania); para el Leverkusen y el Schalke, que iniciaron la temporada con una derrota, el tiempo se necesitaría para afinar el concepto futbolístico que aún no está maduro.

¿Importante para Cacau?

El delantero alemán nacido en Brasil, Cacau, es anfitrión del partido en el estadio de Stuttgart, donde su club juega de local.

El delantero alemán nacido en Brasil, Cacau, es anfitrión del partido en el estadio de Stuttgart, donde su club juega de local.

No hay otro futbolista para quien este partido tenga una mayor carga emocional. El delantero del Stuttgart jugará en su ciudad, en el estadio del equipo del cual es capitán (como suplente del lesionado Matthieu Delpierre), y contra la selección de su país natal. El nacionalizado Cacau compró 60 entradas para el partido, para amigos y familiares, una prueba de cuánto significa para él este Alemania – Brasil.

¿Importante para la ciudad?

Basta decir que con este partido se inaugura internacionalmente la modernización y readecuación del estadio Mercedes-Benz Arena, hoy por hoy uno de los más espectaculares de Europa, con capacidad para 60.000 espectadores y comodidades en las que no se ahorró nada de los 40 millones de euro que se invirtieron. Allí se pensó en todo, incluso en los aficionados que van al sanitario, quienes podrán hacer sus necesidades sin perder un solo minuto de lo que acontece en la cancha, gracias a una ventana que les permite seguir viendo el partido mientras hacen aquello que se hace en el baño.

¿Importante para la Federación Alemana de Fútbol?

Un único dato basta para ilustrar cuánto gana en reconocimiento el fútbol alemán internacionalmente con este partido: el Alemania – Brasil será transmitido en directo, por televisión, en 190 países. Un récord para la selección nacional.

Autor: Daniel Martínez

Editor: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda