1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania: Baviera critica duramente a gobierno austríaco

Primer ministro bávaro, Horst Seehofer, dijo que podría declarar estado de emergencia por la crisis de los refugiados y acusó a Viena de “dañar las relaciones de vecindad”.

La crisis de los refugiados está dañando las relaciones entre los países de la Unión Europea e, incluso, entre estados federados y sus vecinos. Es lo que ocurre entre Baviera y Austria. El primer ministro bávaro, Horst Seehofer (en la foto), acusó este martes (27.10.2015) a Viena por la llegada “descontrolada” de miles de solicitantes de asilo en los últimos días, y pidió a la canciller Angela Merkel que actúe a la brevedad.

“La medida más importante y que habría que adoptar de inmediato sería una llamada telefónica entre la canciller y el canciller austríaco”, subrayó Seehofer en declaraciones al diario Passauer Neuen Presse, criticando la falta de coordinación entre las autoridades. A su juicio, “el comportamiento de Austria daña las relaciones de vecindad” y amenazó con declarar el estado de emergencia en los próximos días, si es que no se ve una solución a la crisis.

Ver el video 01:48

Baviera critica política de refugiados

Según informaciones de la emisora de radio regional BR, Austria está trasladando en autobuses a la frontera a grandes grupos de inmigrantes y sólo la pasada noche 2.500 llegaron a la pequeña localidad de Wegscheid, que se encuentra justo en el límite. “Me faltan las palabras. Estoy muy enfadado. Los austríacos saben muy bien que no podemos gestionar esas masas y, sin embargo, nos llenan hasta más no poder”, manifestó el alcalde de la población, Josef Lamperstorfer.

Merkel pide paciencia

Las autoridades regionales calificaron de “irresponsable” el comportamiento de Austria y adelantaron estar dispuestos a restablecer rigurosos controles en la frontera “para proteger a la República Federal de Alemania”. Asimismo Baviera anunció que acelerará la deportación de solicitantes de asilo que no reciban el reconocimiento de refugiados. Para ello, se crearán 750 nuevos puestos en la oficina regional de Extranjería, para trabajar “con rapidez”, dijo el ministro de Interior regional, Joachim Herrmann.

Desde Berlín, y tras reunirse con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, Merkel aseguró estar en contacto permanente con el Ejecutivo austríaco. “Estos contactos han vuelto a tener lugar hoy, tendrán lugar mañana y tendrán lugar pasado mañana”, afirmó la canciller, quien pidió tener paciencia a la hora de lidiar con la crisis de los refugiados. Sin referirse específicamente a Seehofer, dijo que “no podemos simplemente darle a un interruptor” para arreglar la situación.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema