1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania aumenta presión sobre Liechtenstein

Alemania amenazó a Liechtenstein con no ratificar el ingreso del Principado al Tratado de Schengen si sus autoridades no ayudan a contener la evasión fiscal

default

Wolfgang Schäuble:"así no se puede seguir".

La tensión se le veía en la cara a Otmar Hasler, primer ministro de Liechtenstein, en la conferencia de prensa posterior a la reunión de ministros del Interior y de Justicia que tuvo lugar hoy (28.02.08) en Bruselas.

No es para menos. Alemania continúa aumentando la presión sobre el pequeño principado para que deje de ser un paraíso fiscal para evasores de impuestos. La bomba estalló hace pocos días, cuando la Fiscalía alemana de Bochum, encargada de delitos de fraude impositivo, allanó la casa de Klaus Zumwinkel, presidente del directorio del grupo Deutsche Post.

Éste rápidamente reconoció que había defraudado al fisco alemán a través de una fundación propia con sede en Liechtenstein, a través de la cual derivaba dineros sin pagar impuestos.

Armada de un CD con cientos de datos, proporcionado por un informante a cambio de cinco millones de euros, la Fiscalía continuó luego su cruzada contra los evasores, a la cual pertenece aparentemente gran parte de la flor y nata del sector privado alemán.

En muchos casos no se sabrán nunca sus nombres, porque en vista del celo de la Fiscalía, muchos optaron por presentar a tiempo una autodenuncia en su contra, con lo cual se ahorran por lo menos una persecución penal.

Apretando tuercas

Hoy Wolfgang Schäuble, el ministro del Interior alemán continuó apretando tuercas y llamó enérgicamente al primer ministro de Liechtenstein a cumplir con sus promesas de ayudar a detener la evasión fiscal en Europa. El Principado “debe satisfacer los justos intereses no sólo de Alemania”, dijo Schäuble, agregando, para no dejar lugar a dudas, que “los paraísos fiscales no van con una Europa que se une cada vez más”.

Por si las palabras no surten efecto, el político democristiano alemán dejó entrever que está dispuesto a recurrir también a otros medios. En caso de que Liechtenstein no se muestre cooperativo, “el gobierno alemán puede demorar la ratificación del tratado de ingreso de Liechtenstein a la zona Schengen”. Ese tratado permite atravesar las fronteras de los países miembros sin visados ni controles.

Si bien el gobierno alemán “tiene básicamente la intención de ratificarlo”, agregó Schäuble, “también Liechtenstein tiene que cumplir con lo que su jefe de gobierno ha prometido”. Hasler prometió a Alemania y la UE una más estrecha cooperación en cuestiones de evasión fiscal.

“El fraude es una cosa, la evasión otra”

Concretamente, Hasler dijo que su país quiere “concluir exitosamente las ya avanzadas negociaciones con la UE para la firma de un acuerdo contra el fraude impositivo”. Lo que no dijo, sin embargo, es si el acuerdo incluirá también la evasión, que hasta ahora no es punible en Liechtenstein.

Hasler indicó que Liechtenstein tiene un sistema impositivo diferente al del resto de Europa, e, hilando fino, agregó, para sorpresa del resto de los ministros que tomaron parte en la reunión de hoy, que “para Liechtenstein, el fraude es una cosa y la evasión, otra”.

“El fraude tal como se está definiendo ahora en las negociaciones va más allá de la definición de fraude que maneja Liechtenstein”, resaltó, sin querer entrar en detalles. Lo que sí dejó claro es que “naturalmente en las negociaciones defenderemos los justos intereses de nuestros ciudadanos, tal como los otros países defienden los suyos”. Faltaba más.

Hasler firmó en Bruselas el protocolo de ingreso del Principado a la zona Schengen. Está previsto que Liechtenstein y Suiza se adhieran a la zona el 1 de noviembre. Además del cese de los controles regulares de pasaportes en las fronteras con los países de la UE circundantes, en el protocolo se prevé también una cooperación judicial y policial. Sorprendentemente, o no tanto, ello no vale para casos de evasión fiscal.

DW recomienda