1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania acelera la entrada en vigor de la norma que facilita la expulsión de los solicitantes que no obtengan el asilo

La nueva normativa, aprobada el viernes, debía empezar a ejecutarse dentro de una semana y deja a cargo de los estados federados las deportaciones. Tanto el SPD como otros partidos han criticado la medida.

Alemania puso en marcha este sábado (24.10.2015), una semana antes de lo previsto inicialmente, las nuevas reglas de asilo político destinadas a reducir el flujo incesante de personas que llegan a diario al país. El amplio paquete de medidas aprobado la semana pasada por el Parlamento por la vía rápida permite acelerar la repatriación de los inmigrantes a quienes se les deniegue el asilo.

Asimismo contemplan que los solicitantes puedan permanecer más tiempo -hasta seis meses- en los centros de primera acogida y reciban ayuda en especie y no en metálico. Las nuevas medidas debían entrar en vigor el 1 de noviembre, pero los trámites para su puesta en marcha fueron más rápidos de lo previsto, según explicó el gobierno.

Rechazo incluso en los socios de gobierno

Organizaciones de derechos humanos, así como políticos de la oposición, juristas y expertos en migración han criticado el endurecimiento de la generosa ley de asilo que Alemania fijó en su Constitución como consecuencia de su responsabilidad por las dos guerras mundiales. Según las nuevas disposiciones, las autoridades no tendrán que anunciar las deportaciones. Podrán comprar billetes de avión y fletarán aviones chárter desde diversos aeropuertos de todo el país.

Además, se ha constatado un aumento de los ataques xenófobos a albergues de refugiados. Incluso la policía de Berlín investiga la actuación de varios de sus agentes, grabados mientras golpeaban a un iraquí que hacía cola para presentar su solicitud de asilo en unas imágenes que han sido difundidas por una televisión local. Además, la prensa local informa de otras dificultades que encuentran las autoridades para organizar a los peticionarios. Como en Baja Sajonia, donde 700 refugiados han "desaparecido" de los centros de acogida en los últimos días, aparentemente para reunirse con familiares en otras zonas del país.

No es una cárcel

El gobierno central apoyará las deportaciones, aunque estarán a cargo de los estados federados, mediante, por ejemplo, el envío de policía federal como refuerzo a las regionales. Al mismo tiempo se simplificarán los trámites burocráticos para habilitar hogares de refugiados y se ampliará el número de cursos de integración para los peticionarios con perspectiva de recibir asilo.

Ver el video 02:11

Alemania endurece las leyes de asilo

Durante una visita a un albergue temporal de refugiados en una antigua base aérea en la ciudad de Erding, en Baviera, el titular de Interior negó hoy que las nuevas zonas de tránsito vayan a hacer las veces de prisión. "No vamos a privar a nadie de su libertad", aseguró. El éxodo incesante de refugiados del Cercano Oriente y África hacia el norte de Europa será abordado mañana en una reunión de crisis convocada en Bruselas por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y a la que acudirán representantes de nueve países de la Unión Europea.

LGC (dpa / EFE)

Audios y videos sobre el tema