1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

“Alemania 2020”: el agobio de la clase media

Ni siquiera la mitad de los alemanes tendrá un ingreso de nivel medio el año 2020, vaticina la empresa consultora McKinsey, si el crecimiento económico no supera las tasas previstas actualmente.

default

La mayoría tiene que fijarse bien en los precios.

Sin un gran esfuerzo económico y social, la clase media alemana se verá sensiblemente mermada, de acuerdo con un estudio de la empresa consultora McKinsey. El prestigio del que goza dicha empresa en Alemania hizo que sus proyecciones encendieran de inmediato las luces de alerta, por lo menos en la prensa. Y, en realidad, los pronósticos son inquietantes: de mantenerse las tasas de crecimiento económico que actualmente se barajan (en torno a un 1,7%), en el año 2020 se contarán en el segmento de la “clase media” unos 10 millones de personas menos que a comienzos de la década del 90.

También el Instituto Alemán de Investigaciones Económicas (DIW) había hecho recientemente advertencias que apuntan en similar dirección. En un estudio que publicó a comienzos de marzo, se indica que la brecha entre los extremos se agranda, mientras la clase media se reduce. Hasta el inicio de la presente década, la cantidad de personas que percibía un ingreso de rango medio se había mantenido estable por ocho años, representando un 62% de la población. Tal cifra cayó a un 54% en el 2006, lo que equivale a una disminución de 49 a 44 millones de personas, según los cálculos del DIW.

¿Cuánto gana la clase media alemana?

De acuerdo a la definición utilizada, a la clase media pertenecen aquellos que ganan entre un 70 y un 150% del ingreso promedio. En Alemania, éste equivalía en el año 2006 a 25 mil euros anuales.

De acuerdo con los estudios de McKinsey, la causa de la tendencia negativa de los últimos años radica en un crecimiento insuficiente. Según señala el jefe de la consultora en el periódico dominical Welt am Sonntag, “el crecimiento económico que hemos podido registrar en los últimos 15 años no ha sido suficiente como para llegar a la población”. Y sentencia: “para la gente de clase media, un crecimiento tan escaso representa un retroceso”.

Escenario positivo

El estudio de McKinsey también contempla un escenario positivo, partiendo de la base de un crecimiento del 3% anual. En tal caso, el ingreso promedio también podría aumentar, llegando incluso a los 36.000 euros al año. Para lograrlo, la consultora recomienda un “cambio de paradigma”. Este consistiría en invertir menos en las estructuras existentes, y más en el crecimiento derivado de la innovación.

Los expertos aconsejan también mejorar el marco de condiciones general: a su juicio, se requiere un fortalecimiento del empresariado, mejor acceso al mercado de capitales y reformas en el sistema de educación, al igual que inversiones en infraestructura que apunten a objetivos claramente determinados.