Alemanes en la cocina II | Audiorecetas | DW | 18.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Audiorecetas

Alemanes en la cocina II

Hoy en nuestras audiorecetas concluimos nuestro doble programa sobre los hábitos y costumbres de los alemanes en la cocina, como siempre, con una deliciosa receta como ejemplo.

default

En el primer programa de “Alemanes en la cocina” descubrimos que, según el reciente estudio ‘Wie kocht Deutschland?’ (‘¿Cómo cocina Alemania?’), realizado por la sociedad de investigación sociológica y análisis estadísticos alemana Forsa, cocinar es una actividad frecuente y disfrutada entre casi la totalidad de los alemanes.

Las cocinas mediterránea y casera son sus favoritas, y dentro de ellas, los platos de carne y pasta. Hoy nos centraremos en cómo cocinan y qué significa para ellos el acto de cocinar.

Inducción escasa

A pesar de las nuevas tecnologías en electrodomésticos y su cada vez mayor aceptación y accesibilidad, las cocinas de inducción en Alemania todavía no triunfan: sólo un 18 por ciento de los más de 3.000 entrevistados afirman utilizar este tipo de aparato.

Pero los alemanes tampoco se quedan atrás: las cocinas de gas ya sólo existen en un 6 por ciento de sus hogares. La vasta mayoría cocina en vitrocerámicas o placas convencionales: rápidas, prácticas, si acaso no tan ahorrativas y seguras como las más modernas de inducción.

Symbolbild Gaspreise

La cocina de gas es una especie en peligro de extinción en Alemania.

Hornos y cocinas

Pero aparte de los tipos de cocina, ¿qué electrodomésticos les gusta utilizar a los alemanes para preparar sus platos? Nos lo explica el director y fundador de la sociedad Forsa Profesor Manfred Güllner:

“La cocina clásica en vitrocerámica o cocina de gas sigue siendo el método más común de preparación de platos, casi todos la utilizan. Le sigue la cocción clásica en horno y el asado y fritura también en el horno, con un 78 y un 74 por ciento respectivamente.”

Sorprendentemente, sólo el 30 por ciento de los encuestados afirma cocinar con el microondas, y de cerca le siguen la cocina con wok y la cocina a bajas temperaturas.

El viejo libro de cocina, fuente infalible

Pero para todo esto, los alemanes, al igual que cualquier otro cocinero del mundo, necesitan ideas. Así como nosotros ofrecemos nuestras audiorecetas para que ustedes disfruten de nuevas ideas y recetas para sus hogares, los alemanes, curiosamente, tienen a Internet en tercer lugar como fuente de inspiración culinaria. ¿Cuáles son sus recursos favoritos a la hora de descubrir nuevas recetas?

“Las ideas para cocinar se toman en más de un 80 por ciento de los casos aproximadamente de libros de cocina. Resulta interesante que, a pesar de todos los nuevos medios, siga siendo el clásico libro de cocina la principal fuente de ideas. De cerca le siguen las revistas, que son más baratas y son más utilizadas, incluso, que Internet", explica Güllner.

"Los programas televisivos de cocina sólo se tienen en cuenta por un tercio de los encuestados como fuente de recetas. Es una señal corroborada también por otros estudios de que la televisión ha ido perdiendo credibilidad.”

Bosnien Kochbuch

El clásico libro de cocina es la fuente de recetas más querida por los alemanes.

Placer y calidad

Los alemanes relacionan la cocina en sus casas con el placer y la calidad de vida, en un 78 y 72 por ciento de los encuestados respectivamente. Volviendo a los grupos de cocineros que el estudio de Forsa había establecido, de los que ya vimos los mayoritarios “Cocineros Inteligentes” y los “Bio-cocineros”, los otros dos grupos restantes nos muestran esta tendencia.

Sólo un 18 por ciento de los encuestados entran en el perfil de “Cocinero Saciador”, o “Satt-Kocher”: tienen poco tiempo para cocinar, no les gusta experimentar, recurren a menudo a platos precocinados y congelados y entienden la cocina únicamente como un medio para subsistir.

En contraste a esto está el último grupo que nos falta por mencionar, el “Genuss-Kocher” o “Cocinero por placer”, que supone un 22% de los encuestados: se toma su tiempo para cocinar y lo hace generalmente en fin de semana, les encanta los asados dominicales, les gusta experimentar y, he aquí la sorpresa, son por lo general hombres.

Al contrario que, por ejemplo, los “Cocineros Inteligentes” que en general suelen ser mujeres, a los cocineros por placer no les importa tanto los aspectos nutritivos o biológicos de los platos e ingredientes: lo importante es el resultado y el sabor.

En base a esto vamos a realizar nuestra receta de hoy, una receta que requiere un poquito de tiempo y que se realiza “por placer”: un Strudel de carne y queso.

Enlaces externos