Alcalde de Bogotá acatará fallo que tumbó su veto a fiesta taurina | América Latina | DW | 03.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Alcalde de Bogotá acatará fallo que tumbó su veto a fiesta taurina

Gustavo Petro, alcalde de Bogotá, afirmó que cumplirá el fallo de la Corte Constitucional que ordenó revertir su decisión de prohibir las corridas de toros. El fallo se considera un éxito de lucha laboral de los toreros.

Plaza de Toros La Santamaría de Bogotá.

Plaza de Toros La Santamaría de Bogotá.

La medida del alto tribunal fue adoptada el martes en el marco de una tutela (acción de amparo constitucional) interpuesta por la Corporación Taurina de Bogotá, que alegaba que Petro estaba violando los derechos de los aficionados a la tauromaquia.

Aunque hace varios meses el alcalde izquierdista dijo que prefería renunciar a su cargo antes de permitir las corridas de toros, en un mensaje enviado por Twitter afirmó que su administración "cumple todos los fallos de la Corte".

No obstante, se prevé que el retorno de las corridas al Distrito Capital no ocurrirá pronto, pues la Alcaldía ordenó reforzar la estructura de la plaza de toros de Santamaría, en unas obras que serán inspeccionadas por el Ministerio de Cultura, pues el coliseo es considerado como patrimonio cultural del país.

Éxito de lucha laboral de toreros y trabajadores de la tauromaquia

Mientras que toreros y aficionados a las corridas aseguran que las obras son una "excusa" del alcalde para mantener la prohibición, el gobierno de la capital argumenta que la plaza puede representar un peligro para los espectadores porque desde su construcción, en 1931, no fue remodelada.

La polémica por las corridas de toros empezó desde que Petro juró como alcalde de Bogotá, en enero de 2012, cuando advirtió que no permitiría la realización de las habituales temporadas taurinas si el espectáculo incluía el maltrato y sacrificio del toro.

Ante la negativa de la Corporación Taurina de cambiar el ritual de las corridas, Petro revocó un contrato mediante el cual la municipalidad alquilaba la plaza de toros. Sin embargo, la Corte Constitucional señaló en 2010 que los alcaldes no pueden prohibir las corridas de toros porque esta actividad, al igual que las peleas de gallos, representan una tradición cultural en Colombia.

Varios toreros se apostaron desde hace un par de semanas en los alrededores de la plaza de toros para pedir a la Corte Constitucional que protegiera su derecho al trabajo, al tiempo que una organización antitaurina organizó con frecuencia manifestaciones en el mismo lugar para respaldar a Petro, sin que se reportaran incidentes.

JOV (dpa, bluradio)