1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Alcalde de Asunción asume el cargo en medio de inundaciones

Unas 65.000 personas permanecen desplazadas a causa de las crecidas del río Paraguay a su paso por Asunción, la capital paraguaya, ciudad que celebró ayer la toma de mando del nuevo intendente, Mario Ferreiro.

El experiodista Mario Ferreiro, quien arrebató el poder al Partido Colorado tras 15 años de hegemonía, tomó ayer (19.12.2015) posesión como alcalde de Asunción, la capital paraguaya, en un acto en el que dijo que una de sus prioridades es abordar la situación de quienes viven "con las aguas hasta el cuello", es decir los 65.000 evacuados por las inundaciones provocadas por el río Paraguay.

Ferreiro, de 56 años, y muy popular en Paraguay por sus programas televisivos, ganó las elecciones del pasado 15 de noviembre liderando una alianza de partidos que derrotó a Arnaldo Samaniego, del gobernante Partido Colorado, que buscaba la reelección. El nuevo alcalde juró dirigiendo sus palabras al micrófono de un megáfono sostenido por otra persona, debido a problemas en el sistema de sonido en el interior del edificio de la intendencia.

"Compatriotas con las aguas hasta el cuello"

No fue el único imprevisto, ya que las fuertes lluvias que cayeron desde la mañana obligaron a que Ferreiro desistiera de su plan de llegar en bicicleta a la intendencia, como forma de refrendar sus planes de potenciar el uso de ese vehículo en la capital y crear sendas para ciclistas.

Ante centenares de seguidores y con la presencia de autoridades y miembros del cuerpo diplomático, Ferreiro dedicó la primera parte de su discurso tras su juramento a los "compatriotas que están con las aguas hasta el cuello".

Y agregó que lo primero que hará será reunirse con los responsables de la Secretaria Nacional de Emergencia (SEN) para abordar la situación de miles de damnificados por las inundaciones. Según la última cifra actualizada por la SEN, en Asunción hay 65.000 personas desplazadas por las crecidas del río Paraguay, que el viernes llegó a los 7,20 metros de altura.

De esa cifra de desplazados, unos 10.000 lo son por la subida de 2014, cuando el río superó también los 7 metros y las inundaciones afectaron a unas 85.000 personas en Asunción y a unas 200.000 en todo el país.

Cartes declaró estado de emergencia

Horacio Cartes, presidente de Paraguay.

Horacio Cartes, presidente de Paraguay.

El juramento de Ferreiro se produjo un día después de que el presidente paraguayo, Horacio Cartes, declarara el estado de emergencia en siete departamentos, entre ellos el Central, donde se encuentra Asunción, a causa de los daños provocados por la subida del río.

"La herencia que recibimos es una ciudad con graves problemas",dijo Ferreiro, quien añadió que Asunción está bajo una "emergencia social, ambiental, administrativa y de infraestructura". Como solución a las inundaciones, Ferreiro planteó construir una defensa costera en las zonas proclives al desborde del Paraguay como los Bañados, dos barrio humildes ubicados a lo largo de la franja fluvial.

Para dar cobijo a los desplazados, el Gobierno ha habilitado cerca de centenar de refugios, aunque muchas familias se han instalado por su cuenta en precarias casetas de madera fina y chapa que han levantado en varios puntos de la ciudad, incluido en su casco histórico.

Además de las inundaciones, Ferreiro puso en el punto de mira de su agenda el caótico tráfico de Asunción, donde cada día laborable ingresan un millón y medio de vehículos, el 80 % de los cuales proviene del área metropolitana, según datos oficiales.

CP (dpa, efe)

DW recomienda