Alarma nuclear desata críticas en Europa | NRS-Import | DW | 05.06.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

NRS-Import

Alarma nuclear desata críticas en Europa

Fue la primera alarma nuclear en los últimos 20 años y provocó una gran confusión. La central nuclear de Krsko fue desconectada tras un derrame del líquido refrigerante. Expertos advierten que está en zona sísmica.

default

Un anuncio que prohibe el acceso, fue colocado a las afueras de la planta nuclear.


Sobre todo la vecina Austria pidió al gobierno esloveno una aclaración de lo ocurrido. Tras la confusión producida el miércoles en la noche, en la que nadie tenía la certeza de si se había producido un accidente o era un simple ejercicio de rutina, “el sistema de alarma esloveno se encuentra en tela de juicio”, dijo el ministro austríaco del Medio Ambiente, Josef Pröll. El político se quejó en el marco del encuentro de ministros del Medio Ambiente de la Unión Europea celebrado en Luxemburgo.

Ciertamente provocó una gran inseguridad el llamado de alarma emitido por Bruselas a sus 27 países miembros. Inicialmente la UE no tenía claridad si se había producido un accidente o se había realizado un simulacro. Sólo tras unas horas hubo claridad sobre lo ocurrido. En la central nuclear de Krsko se derramó el líquido refrigerante del sistema de enfriamiento del reactor.

Atomkraftwerk Krsko in Slowenien

Vista general de la central nuclear de Krsko, en Eslovenia, a 15 kilómetros de la frontera con Croacia.

Formulario equivocado

El director de la agencia eslovena de seguridad nuclear Andrei Stritar reconoció el jueves un error por parte de las autoridades eslovenas. Lo que condujo al absurdo fue que se utilizó un ‘formulario equivocado’, en el que se reportaba un ejercicio de rutina. La información llegó primero a Austria, luego a Hungría e Italia y al mismo tiempo era transmitido a Bruselas. La sede de la UE giró una alerta a los 27 países miembros.

El pánico ante un segundo Chernóbil, fue disipado por las declaraciones del gobierno esloveno, presidente en turno de la UE, que aseguró que el incidente no supone riesgo de contaminación nuclear, pues el derrame ocurrió en el círculo primario del reactor. “No hubo fugas al exterior, ni riesgos para los empleados o para la población y no tuvo ningún impacto sobre el medio ambiente”, dijeron las autoridades eslovenas.

“No se derramó mucho líquido y por ello no había una urgencia de apagar de inmediato el reactor”, explicó Andrei Stritar. El reactor fue apagado lentamente hasta que al cabo de tres horas quedó suspendido por completo. Sin embargo tomará varios días reparar la avería ocurrida ya que el reactor debe primero enfriarse por completo.

Kernkraftwerk Tschernobyl Spezialbild

El incidente despertó en las capitales europeas el fantasma de Chernóbil.

Sistema de alarma europeo

El incidente puso a prueba por primera vez el sistema de alarma europeo construido como reacción a la catástrofe de Chernobil. Ecurie, puesto en marcha en 1987 obliga a todos los miembros de la UE a actuar con velocidad ante cualquier incidente en una planta nuclear, en este caso las autoridades eslovenas anunciaron rápidamente que no había riesgo de radioactividad.

La Unión Europea cuenta con varios sistemas de alarma de este tipo, que alertan sobre riesgos químicos o biológicos, ante enfermedades contagiosas o en caso de catástrofes naturales. El más conocido es el sistema de protección a los consumidores llamado Rapex, que advierte sobre productos peligrosos en el mercado, por ejemplo, juguetes con sustancias tóxicas.

Sensemann portestiert gegen den Castortransport

Protestas en Alemania contra el paso de contenedores con residuos nucleares.

Zona sísmica

La planta fue construida hace 31 años por el consorcio estadounidense Westinghouse y es el primer reactor nuclear en el territorio de la antigua Yugoslavia. Debido a deficiencias en su seguridad, expertos, sobre todo ecologistas austríacos, demandan desde hace tiempo que se apague el reactor. El director del Instituto de Investigación sobre el Riesgo Nuclear de la Universidad de Viena, Wolfgang Kromp conoce bien la planta pues la inspeccionó en 1992.

“El reactor se encuentra en buenas condiciones aunque entonces detectamos algunas deficiencias que pedimos fueran atendidas de inmediato”, afirma Kromp. Sin embargo el experto advierte que el mayor problema es que la planta se encuentra en el lugar equivocado pues se sospecha que la zona es sísmica. Según las previsiones del gobierno esloveno, la central nuclear de Krsko seguirá en funcionamiento hasta el 2023.

La central nuclear de Krsko produce anualmente cinco mil millones de kilovatios, casi un 40 por ciento de la energía eléctrica que genera el país. La mitad se destina a la vecina Croacia, que es co-propietaria de la central que se encuentra a 15 kilómetros de la frontera común.

DW recomienda