1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Al Shabab atentó contra avión de Yibuti

Este 13 de febrero, el grupo terrorista Al Shabab asumió responsabilidad por el ataque perpetrado once días antes contra un avión de Yibuti Daalo Airlines. La aeronave tuvo que aterrizar de emergencia en Mogadiscio.

El grupo terrorista Al Shabab asumió responsabilidad por el ataque perpetrado el 2 de febrero contra un avión de Yibuti Daalo Airlines, alegando que sus planes para destruir el Airbus 321 habían fallado y que los blancos del atentado eran “docenas de agentes de inteligencia occidentales y miembros de las fuerzas turcas que cooperan con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)” que iban a bordo de la aeronave. En un comunicado hecho público este sábado (13.2.2016), Al Shabab advierte que sus ataques no cesarán.

El Gobierno de Somalia, la policía local y la Oficina Federal de Investigación estadounidense (FBI) ya habían confirmado (9.2.2016) que el avión en cuestión –que aterrizó de emergencia en Mogadiscio– había sido objeto de un atentado. Las autoridades de ese país africano hicieron público un vídeo de circuito cerrado en el que se ve a los presuntos terroristas en el aeropuerto de la capital somalí: dos hombres le entregan una computadora portátil a un tercero. Se cree que el ordenador contenía el dispositivo que causó la explosión en la aeronave.

El estallido se produjo unos veinte minutos después de que el avión despegara rumbo a la república de Yibuti y abrió un gran boquete en el fuselaje. El piloto aterrizó de emergencia en el aeropuerto de Mogadiscio, maniobra que permitió salvar la vida de 81 pasajeros y tripulantes; un viajero murió y tres resultaron heridos. Aunque al principio se pensó que la explosión había sido causada por un fallo en el sistema de aire acondicionado, días después el Gobierno de Somalia confirmó que el vuelo fue blanco de un ataque terrorista.

Según los investigadores que llevan el caso, el artefacto explosivo estaba alojado en un ordenador portátil originalmente destinado a un avión de Turkish Airlines que fue cancelado. La mayoría de los pasajeros del avión atacado procedían de otro vuelo operado por Turkish Airlines, que fue anulado por el mal tiempo. “El terrorista había comprado un billete de Turkish Airlines. Su objetivo era Turkish Airlines”, dijo el portavoz de las autoridades de la aviación somalí, Hassan Moalin Muktar.

Este tipo de atentados son infrecuentes en Somalia, donde el grupo yihadista Al Shabab ataca con frecuencia, aunque con otros métodos. La forma en que se llevó a cabo el atentado del 2 de febrero apuntaba más bien al Estado Islámico (AI) como posible autor, sostuvieron algunos analistas de seguridad. El piloto de la nave atacada afirmó a medios somalíes que la seguridad en el aeropuerto de Mogadiscio es “nula”. Hasta el 9 de febrero, cerca de 25 personas habían sido detenidas en relación con el atentado, incluidos varios trabajadores de la autoridad somalí de la aviación, según el medio Hiraan Online.

ERC ( AFP / AP / Deutschlandfunk / EFE / dpa )

DW recomienda