1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Al menos 25 muertos y 30 heridos en ataque con bomba en Pakistán

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó a través de la agencia de noticias Amaq el atentado contra el vicepresidente del Senado paquistaní, Abdul Ghafoor Haideri.

Al menos 25 personas murieron y una treintena resultaron heridas por la explosión de una bomba este viernes (12.05.2017) al paso del convoy en que se desplazaba el vicepresidente del Senado paquistaní, Abdul Ghafoor Haideri, en la ciudad de Mastung, en el oeste de Pakistán.

"Hay 25 muertos y 30 heridos", indicó el jefe de la Policía en Mastung, Safar Khan, que explicó que cuatro de los heridos en el ataque han fallecido en el hospital donde habían sido trasladados.

Abdul Ghafoor Haideri, quien declaró haber sufrido heridas "menores", envió un mensaje diciendo que se encuentra bien, de acuerdo con medios locales: "Estoy bien (y) entristecido por las muertes", señaló.

El parlamentario dijo que "aparentemente fue un ataque suicida" aunque los artificieros están revisando la naturaleza de la explosión para determinar si pudo ser un artefacto explosivo colocado en la carretera. Este ataque se produjo cuando el político se dirigía a una mezquita de Mastung, ciudad cercana a la conflictiva localidad de Quetta, para participar en el rezo del viernes.

EI reinvindica ataque

Asimismo, otra fuente policial local indicó que el hospital principal del distrito de Mastung se ha declarado en emergencia para atender a las víctimas del atentado.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó a través de la agencia de noticias Amaq el atentado contra el vicepresidente del Senado paquistaní y detalló que fue llevado a cabo por un "mártir" que portaba un chaleco explosivo. Por su parte, el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, condenó en un comunicado el atentado contra Haideri y expresó su "dolor profundo" por las víctimas mortales.

Pakistán es escenario habitual de ataques de grupos extremistas contra minorías religiosas o representantes del estado, desde políticos a miembros del poder judicial.

El último de ellos se produjo a finales de abril cuando diez miembros de la comunidad chií murieron y 13 resultaron heridas en un atentado con bomba en el noroeste del país.

CT (EFE, AFP) 

DW recomienda