1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Al Gore en Alemania: una visita incómoda

El flamante premio Nobel de la Paz, el ex presidente de Estados Unidos Al Gore, provocó controversia durante su visita en un congreso sobre el clima en Alemania.

default

Al Gore y Angela Merkel en la cancillería alemana en Berlín.


Fue la primera visita de Al Gore a Alemania después de que fuera galardonado con el Premio Nobel de la Paz 2007. En Berlín el ex vicepresidente estadounidense reiteró su llamado a detener la crisis medioambiental que calificó como la más peligrosa de la civilización.

La canciller alemana Angela Merkel sumó su voz a la de Gore haciendo un llamado para luchar globalmente contra la amenaza del cambio climático. Gore elogió a Merkel por su “extraordinario trabajo” realizado durante la presidencia alemana del G-8 que abanderó esta lucha como una de las prioridades políticas de su gestión. “Merkel comprendió pronto lo que significa este problema y no se intimida de advertir ni a grandes Estados como China”, dijo Gore.

Cuestión de paz o guerra

Entführte Deutsche angeblich ermordet

El ministro alemán del Exterior, Frank Walter Steinmeier.

Para el ministro alemán del Exterior, Frank Walter Steinmeier, la catástrofe climática es una cuestión de paz o guerra. “La política medioambiental puede convertirse en una política de paz”, dijo Steinmeier durante un congreso sobre el cambio climático organizado por el consorcio energético alemán EnBW, que invitó a Al Gore a Alemania.

Steinmeier advirtió sobre una nueva “Guerra Fría” en el polo norte, si se derrite el hielo glaciar y los países vecinos reclaman para sí las reservas de gas y de crudo que se encuentran en su subsuelo. El jefe diplomático advirtió de conflictos en regiones como Africa y Asia si escasea el agua potable.

Journalisten vor dem Reichstag

Periodistas ante el edificio del Reichstag, sede del Parlamento alemán, en Berlín.

Restricciones a la prensa

El Premio Nobel de la Paz sostuvo una ponencia ante invitados del grupo energético alemán EnBW, sobre su película “Una verdad incómoda”. Periodistas alemanes se quejaron de que la situación se volvió incómoda para ellos cuando quisieron cubrir el evento y les fue negado el acceso.

En respuesta recibieron un audio de cinco minutos con la voz de Al Gore, que podrían citar. El consorcio energético organizador del evento argumentó que fueron las condiciones impuestas por la agencia del ex´vicepresidente.

El subsecretario de Estado parlamentario para asuntos medioambientales, el socialdemócrata Michael Müller criticó que Gore haya recibido como pago por su ponencia en el congreso cerca de 200.000 dólares. No hubo ninguna declaración oficial de Gore al respecto.

Protesta de periodistas

USA Norwegen Friedensnobelpreis für Al Gore und UN-Klimarat

Gore sonríe durante la presentación en Tokio de su libro "Una verdad incómoda".

La Asociación Alemana de Periodistas (DJV), protestó contra los obstáculos en la cobertura del evento, que suponen una violación a la libertad de prensa. “No es posible que una ponencia sobre el tema por el que fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz, sea declarada ante la prensa y la opinión pública como una cuestión secreta”, dijo el presidente de la Asociación Alemana de Periodistas, Michael Konken.

Con ello quedó en misterio lo que Gore dijo ante el congreso sobre el cambio climático. El ex-presidente estadounidense ha reiterado en varias ocasiones que no tiene planes de lanzar su candidatura a las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

DW recomienda