1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Al Assad reconoce escasez de soldados en su Ejército

El presidente de Siria habló sobre la guerra civil que azota a su país desde 2011 y dijo que sus tropas deberán renunciar a posiciones.

Después de un año sin registrar apariciones públicas masivas, el presidente de Siria, Bashar al Assad, compareció ante sus compatriotas gracias a un discurso televisado, en el que prometió que ganará la guerra civil que desde marzo de 2011 azota al país, aunque reconoció que sus fuerzas han perdido terreno ante los embates de los rebeldes, entre los que figuran Al Qaeda y Estado Islámico, debido a la escasez de personal militar que afecta al Ejército.

Por ello, adelantó que eventualmente las tropas tendrían que renunciar a posiciones para mantener otras de mayor importancia en la guerra. “El Ejército es competente. Tiene de todo, pero hay una escasez en capacidad humana”, sostuvo. Las declaraciones las realizó durante un encuentro con dirigentes locales en la capital, Damasco. Las apariciones públicas de Al Assad son raras, aunque sí ha concedido entrevistas a medios de distintos países del mundo.

El jefe de Estado dijo que sus generales se habían visto forzados a mover fuerzas de un frente a otro para proteger áreas que son militar, política o económicamente importantes, lo que ha gatillado la pérdida de territorios que han provocado “frustración” entre los sirios. La escasez de personal podría ser compensada por un mayor apoyo por parte de su principal aliado en la región, Irán, más ahora que Teherán ya firmó un acuerdo nuclear con Occidente.

Dinero y comida

“No estamos colapsando. Estamos firmes y alcanzaremos la victoria”, dijo Assad. “La derrota no existe en el diccionario del Ejército Árabe Sirio”, apuntó, en medio de numerosas interrupciones por los aplausos de sus seguidores. “No quiero dar una imagen equivocada que la prensa hostil usará para decir que el presidente está diciendo que la gente no se está enlistando en el Ejército”, apuntó Al Assad. Al contrario, aseguró que los reclutas han llegado masivamente a las fuerzas armadas, especialmente en los meses de abril y mayo.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos estima que unos 49.000 soldados y 32.500 milicianos aliados al gobierno han perdido la vida desde el comienzo de las hostilidades. El pasado mes, el primer ministro de Siria llamó a los jóvenes a unirse a las fuerzas armadas y cumplir con sus obligaciones militares, prometiendo a cambio una mejor paga y una ración de comida caliente por día.

DZC (AP, Reuters)

DW recomienda