1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

AI pide investigar el asesinato de 640 hombres por el Ejército en Nigeria

La organización Amnistía Internacional exigió hoy una "investigación efectiva" a las autoridades de Nigeria al cumplirse dos años de la matanza de al menos 640 detenidos a manos del Ejército en el norte del país.

"Los detenidos fueron asesinados por soldados del Ejército nigeriano sin que las autoridades hayan realizado una investigación efectiva, imparcial e independiente sobre sus muertes", denunció este lunes (14.3.2016) la organización en un comunicado.

Las víctimas, hombres y menores arrestados de forma arbitraria en operaciones militares, fueron asesinados después de huir de los cuarteles militares en Maiduguri, la capital del volátil estado de Borno, asediado con frecuencia por el grupo yihadista Boko Haram.

Los detenidos escaparon el 14 de marzo de 2014 en Giwa, en el estado de Kaduna, tras un ataque de los extremistas islámicos. La mayoría fueron tiroteados por los soldados, mientras que a otros les cortaron la garganta, como demuestran vídeos hechos públicos por AI.

Amnistía Internacional convocó a protestas

Hoy, con motivo del segundo aniversario de la masacre, AI ha convocado protestas frente a las embajadas nigerianas en todo el mundo para reclamar una investigación independiente y justicia por estas muertes.

"La falta de una investigación independiente significa que nadie va a responder por estos crímenes, lo que refuerza una cultura perversa de impunidad entre el Ejército", lamentó el director de AI para África, Netsanet Belay.

Atentado de Boko Haram en Nigeria. (Archivo).

Atentado de Boko Haram en Nigeria. (Archivo).

El pasado junio, AI publicó un informe que aportaba pruebas sobre crímenes de guerra y posibles crímenes contra la humanidad cometidos por militares nigerianos. Al menos 1.200 hombres y menores han sido ejecutados por el Ejército de Nigeria de forma extrajudicial entre 2012 y 2014, según el informe.

Otros 7.000 murieron en centros de detención militar como consecuencia de la falta de comida, agua, por enfermedades o torturas, empleadas de forma sistemática por las fuerzas de seguridad de este país africano.

Más de 20.000 detenciones ilegales desde 2011

Los soldados han detenido de forma arbitraria a más de 20.000 sospechosos desde 2011, añadió la organización. AI lamentó que, a pesar de sus promesas, el nuevo presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, no haya dado pasos para investigar estos graves crímenes nueve meses después de acceder al cargo.

"Dos años después de los asesinatos de Giwa, el patrón del uso injustificado de la fuerza por parte de los militares ha continuado sin que nadie haya sido responsabilizado", agregó Belay.

Nigeria vive bajo la amenaza constante de Boko Haram, que lucha por imponer un estado islámico en el norte del país, lo que ha dado pie a una violenta represión por parte del Ejército federal, que ha cometido a su vez numerosas violaciones contra los derechos humanos.

CP (efe, AI)

DW recomienda