1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Ahora Temer anuncia que sí viajará a cumbre del G20

Tras adelantar hace una semana que no participaría en la cita que se realizará en Hamburgo, fuentes oficiales anunciaron que se revisó la decisión.

La presidencia de Brasil anunció este lunes (03.07.2017) que el mandatario Michel Temer asistirá a la Cumbre del G20 que se celebrará en Hamburgo (Alemania), revirtiendo la decisión comunicada la semana pasada, cuando el Palacio de Planalto informó a los medios que el jefe de Estado no acudiría a la cita de las veinte economías más importantes del planeta.

 

Más información:

-En medio de crisis, Temer cancela viaje a cumbre del G20

-La policía brasileña ve indicios de delito para acusar a Temer

 

Si bien la fecha del viaje no está clara, sí se estima que Temer abordará un avión el próximo jueves para estar el viernes y el sábado en Hamburgo. El diario Folha de Sao Paulo atribuyó el cambio a un intento por "demostrar normalidad administrativa" en medio de la grave crisis institucional del gigante sudamericano, después de que Temer fuera denunciado por corrupción.

Aunque la suspensión anterior no fue justificada, la prensa daba por hecho que se debía a la grave crisis política que atraviesa la principal potencia de Sudamérica, y que incluye al mismo mandatario, que está siendo investigado y que eventualmente podría terminar siendo sometido a un juicio. En ese contexto, se entendía la determinación de no acudir a la cita en el norte de Alemania.

Lucha por estar en el cargo

Esta misma semana, se dará inicio en la Cámara de Diputados el trámite que definirá si la denuncia que la Fiscalía presentó en contra de Temer por corrupción pasiva puede ser aceptada por la Justicia. Si la Cámara baja avala la denuncia, la Corte Suprema quedaría autorizada para iniciar un juicio penal contra el mandatario, quien en ese caso sería suspendido de sus funciones durante los 180 días que duraría el proceso y, de ser declarado culpable, sería despojado definitivamente del poder.

La denuncia se basa en testimonios dados a la Justicia por varios ejecutivos del grupo JBS, quienes acusaron a Temer de recibir sobornos desde 2010 y aportaron una explosiva grabación en la que el mandatario escucha en silencio y hasta consiente posibles delitos. Temer es el primer presidente de Brasil en ser denunciado durante su mandato, y lucha por mantenerse en un puesto al que llegó tras el cuestionado impeachment contra Dilma Rousseff.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda