1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Ahmadineyad ataca a Israel en Ginebra. La Unión Europea protesta

El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, calificó como racista al Gobierno de Israel al cual dirigió duros ataques. Representantes de la Unión Europea abandonaron la sala en protesta contra el discurso.

default

Asientos vacíos durante la conferencia de Ginebra, hoy.

Representantes de la Unión Europea abandonaron hoy la sala en protesta contra el discurso pronunciado por el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, durante la Conferencia de la ONU contra el Racismo en Ginebra , en el que emitió duras críticas contra Israel.

Ban Ki Moon eröffnet Antirassismus Konferenz in Genf

Ban Ki-moon inaugura la conferencia ginebrina.

Cumplió el pronóstico

Tras criticar duramente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Ahmadineyad calificó a Israel de "un gobierno completamente racista" y afirmó que los palestinos "se quedaron sin hogar" tras la II Guerra Mundial (1939-1945) "bajo el pretexto del sufrimiento judío".

El presidente iraní dijo también que las potencias occidentales han dado a Israel "mano libre para continuar con sus crímenes". Ahmadineyad afirmó igualmente que "los sionistas y sus aliados" planearon la guerra de Irak y que "el sionismo mundial personifica el racismo".

Un representante europeo dijo que las delegaciones abandonaron la sala debido a las declaraciones "inflamatorias".

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, calificó en un comunicado desde París las palabras de Ahmadineyad como "un llamado inaceptable al odio racista". Además, demandó una respuesta forma por parte de la Unión Europea al discurso del presidente iraní.

Varios países europeos, entre ellos Alemania e Italia, no participan en la conferencia de Ginebra debido, entre otras razones, a la presencia de Ahmadineyad, quien ya en el pasado ha cuestionado el Holocausto y llamado a la destrucción de Israel.

Mahmoud Ahmadinejad Antirassismus Konferenz in Genf

El presidente iraní, Ahmadineyad, arriba al encuentro.

Críticas de la ONU

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, inauguró hoy la Conferencia contra el Racismo en Ginebra criticando que muchos países hayan cancelado su participación, entre ellos Estados Unidos, Alemania, Italia y Australia.

"Lamento profundamente que algunos se hayan decidido por no asistir", afirmó Ban en su discurso inaugural en la ciudad suiza. "Soñamos con ir en una dirección, pero muchos de nosotros continúan enredados en el pasado", añadió.

Varios países cancelaron su participación en la reunión conocida como "Durban II" ante los temores a que se condene de manera parcial la actuación de Israel en el conflicto con los palestinos, así como ante una posible intervención en la conferencia del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

La conferencia es una continuación de la celebrada en 2001 en Durban, en la que unos 170 países aprobaron un plan para la lucha contra la discriminación. La cita de Ginebra se celebrará hasta el viernes y servirá para analizar los avances realizados desde Durban.

Durban estuvo marcada por la polémica después de que activistas en eventos paralelos a la conferencia de la ONU impulsaran una agenda tachada de antisemita por Israel, y algunas organizaciones no gubernamentales trataran sin éxito de encuadrar el sionismo, la ideología fundadora del Estado judío, dentro del racismo.

Israel y Estados Unidos abandonaron la conferencia a la mitad, pero el documento final fue firmado por prácticamente todos los miembros de la ONU, incluidos países de la Unión Europea. "Las esperanzas de millones de víctimas del racismo van ligadas a la implementación del documento", dijo la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay.

Rassismus Konferenz in Genf

Manifestantes contra el racismo se expresan en Ginebra.

El racismo y la crisis

Tanto Ban como Pillay advirtieron de que la actual crisis económica y financiera podría ser un catalizador de racismo e instaron a la comunidad internacional a mantenerse "vigilante" en tiempos de dificultad.

En un mensaje de Nelson Mandela leído en la conferencia, el ex presidente sudafricano afirmó que las diferencias de opinión políticas entre los países no deben obstaculizar la lucha contra el racismo.

Entre los participantes en la reunión se encuentran Francia, el Reino Unido y España, representada a nivel de embajador. Noruega y Sudáfrica enviaron a Ginebra a sus ministros de Relaciones Exteriores, al igual que muchos otros países africanos. Amos Wako, ex fiscal general de Kenia, fue elegido presidente de la conferencia.

Ahmadineyad es el único jefe de Estado que asiste a la reunión. Los representantes de Francia aseguraron que abandonarán la sala en señal de protesta si efectúa declaraciones antisemitas. El presidente iraní ha pronunciado discursos cuestionando el Holocausto y llamando a la destrucción de Israel.

dpa/el

DW recomienda