1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

“Afganistán recuperará su plena soberanía”

El consejero de seguridad afgano Rangin Dadfar Spanta está convencido de que su país recuperará su soberanía y lamenta la ausencia de Pakistán en la Conferencia de Afganistán de Bonn.

default

Spanta: “Afganistán coopera estrechamente con los alemanes y les está muy agradecido”.

Los organizadores de la Conferencia de Afganistán la describen como el foro creado en 2001, tras el derrocamiento del régimen talibán, con miras a propiciar la reconciliación nacional y la reconstrucción económica y sociopolítica del país asiático. Pero las percepciones que se tienen de esa ágora varían notablemente, dentro y fuera de Alemania: el octavo encuentro se celebrará en Bonn a partir de este lunes (5.12.2011), pese al boicot de la diplomacia pakistaní e indiferente a las protestas que incita.

La renuencia del Gobierno de Islamabad a participar en la Conferencia de Afganistán 2011 es su respuesta a la muerte de por lo menos 24 de sus soldados tras un ataque aéreo perpetrado por las tropas de la OTAN en la frontera afgano-pakistaní a finales de noviembre. El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, instó a no confundir la ausencia de Pakistán con falta de disposición para colaborar con la reconstrucción de su vecino. Pero eso no evitó que el presidente afgano, Hamid Karzai, acusara a Pakistán de sabotear la ronda.

Flash-Galerie Demo gegen die Afghanistan-Konferenz Petersberg 2 in Bonn am 03.12.2011

Protestas en Bonn en contra de la Conferencia de Afganistán este sábado (3.12.2011).

Este sábado (3.12.2011), un grupo de organizaciones internacionales, para las cuales el encuentro de Bonn no es otra cosa que una “conferencia para la perpetuación de la guerra en Afganistán”, tomó las calles de esa ciudad alemana para protestar contra la jerarquización de intereses extranjeros por encima de las necesidades de la población afgana. Unas asociaciones denuncian la instrumentalización de la ayuda humanitaria en el contexto de las estrategias político-militares vigentes y otras, lo poco que se ha hecho para consolidar la institución de la Justicia en el país.

La Conferencia de Afganistán se realizó por primera vez en las cercanías de Bonn a finales de 2001 y tuvo lugar otras seis veces en Berlín (2004), Londres (2006 y 2010), Roma (2007), París (2008) y La Haya (2009). A la reunión que comienza este 5 de diciembre en Bonn y que será presidida por el presidente afgano, asistirán mil delegados de noventa países, entre ellos sesenta ministros de Relaciones Exteriores. Deutsche Welle habló con el consejero de seguridad de Afganistán, el afgano-alemán Rangin Dadfar Spanta, sobre sus expectativas de cara al encuentro.

Rangin Dadfar Spanta Sicherheitsberater des afghanischen Präsidenten Karsai

El afgano-alemán Rangin Dadfar Spanta, consejero de seguridad del presidente de Afganistán.

Deutsche Welle: ¿Con qué esperanzas asiste Afganistán a la octava conferencia sobre su futuro?

Rangin Dadfar Spanta: Con esta conferencia cerramos una década de cooperación para construir un Afganistán mejor y comenzamos una nueva fase del trabajo con la misma meta. Antes de poder iniciar esta nueva etapa tuvimos que restituir progresivamente las responsabilidades en materia de seguridad y poner en manos afganas los principios para el ejercicio de un buen gobierno. En otras palabras: Afganistán podrá recuperar su plena soberanía y asumir la responsabilidad de su destino.

El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, ha dicho que el objetivo de esta conferencia es hacer un trato: la comunidad internacional deberá comprometerse a seguir apoyando a Afganistán en los años por venir y Afganistán, a esmerarse en hacer progresos más acelerados que los hechos hasta ahora en materia de gobernabilidad. ¿Comprende usted la posición asumida por Westerwelle?

Nosotros trabajamos juntos en la definición de los acuerdos a alcanzar. Los afganos presentamos nuestras propias expectativas, nuestros socios internacionales presentaron las suyas y las discutimos juntos. Se trata de un viaje que deberemos hacer juntos y de responsabilidades que deberemos asumir juntos. Nuestro deber de cara al pueblo afgano es precisamente ejercer un buen gobierno, luchar contra la corrupción y, al mismo tiempo, garantizar su seguridad y su bienestar.

Afghanistan Konferenz Hamid Karzai

Hamid Karzai, el hombre fuerte de Kabul.

¿Cuál deberá ser el aporte de los socios internacionales? ¿Qué necesitan los afganos?

Nosotros hemos alcanzado muchas cosas en los últimos diez años. Lamentablemente, los medios cubren ante todo los aspectos negativos; cosa que entiendo, cuando asumo la perspectiva de los periodistas. Hemos obtenido logros en el área de la educación, de la salud, del desarrollo económico y del Estado de derecho. Pero, por otro lado, por encontrarse Afganistán en un campo tan peligroso y en el epicentro del terrorismo internacional, esperamos que nuestros socios sigan cooperando con nosotros de manera sostenida.

¿Qué tan grave es la ausencia de Pakistán para el éxito de la conferencia?

Un total de 101 Estados y organizaciones estarán presentes en la conferencia. Yo lamento que nuestros hermanos y hermanas pakistaníes no estén presentes. A Pakistán no le conviene quedarse aislada mientras Afganistán echa raíces en el corazón de la comunidad internacional. No creo que la ausencia de Pakistán nos haga daño, pero nos habría gustado mucho que Pakistán estuviera en la mesa con nosotros.

A sus ojos, ¿cuál es el aporte de Alemania ala reconstrucción de Afganistán?

Alemania es el país que mayores aportes económicos ha hecho para la reconstrucción y el desarrollo sustentable de Afganistán. Al mismo tiempo, los soldados alemanes constituyen el tercer contingente militar más grande en el país. Nosotros cooperamos estrechamente con los alemanes y les estamos muy agradecidos por lo que han hecho por nosotros. Le damos las gracias a todos los hombres y mujeres que han pagado nuestra libertad y nuestra paz con sus vidas. La nación afgana es una nación agradecida.

Autora: Ute Schaeffer (erc)
Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda