1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Afganistán: atentado en base militar mata a siete soldados

Un sujeto vestido con un uniforme militar afgano abrió fuego contra varias personas. En el enfrentamiento posterior murió el atacante. Hay diez heridos.

Un sujeto vestido con el uniforme del Ejército de Afganistán descargó un arma contra varias personas en una base conjunta ubicada en el Este de ese país, causando la muerte de siete personas, informaron este lunes (11.03.2013) las fuerzas de la coalición. Entre los muertos hay dos soldados de Estados Unidos, tres policías y dos oficiales afganos.

Según Abdul Razaq Koraishi, jefe adjunto de la policía de Wardak, un policía afgano se puso de pie en la parte posterior de una camioneta pickup, tomó una ametralladora y comenzó a disparar contra las fuerzas de operaciones especiales estadounidenses y policías afganos en el recinto militar ubicado en el distrito de Jalrez.

El ataque ocurrió justo 24 horas después que el presidente Hamid Karzai asegurara que las fuerzas estadounidenses de estar negociando con los talibanes de espaldas al Gobierno. Poco antes, Karzai había acusado a Estados Unidos de supervisar torturas y matanzas en esa la misma región donde ocurrió el atentado.

Aunque las fuerzas aliadas han rechazado las acusaciones y niegan cualquier relación con torturas, el presidente Karzai las expulsó de Wardak y el plazo para abandonar la zona expiró el domingo. No se sabe si el ataque de este lunes tiene relación con esas acusaciones ni tampoco si el objetivo eran las fuerzas especiales de Estados Unidos.

Reunión Karzai-Hagel

Durante un breve combate que se produjo tras el ataque del solitario tirador, éste fue abatido, aseguró en Kabul un portavoz militar citado por la agencia dpa. El tiroteo dejó, además, a diez personas heridas. El gobernador del distrito de Jalrez, Nakibullah Haidari, aseguró que “el suceso fue muy complejo”, al tiempo que criticó que soldados estadounidenses dispararan en su contra cuando intentó entrar en la base.

Esto ocurre cuando el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, termina su visita de tres días a Afganistán. Este mismo lunes se reunió con el presidente Karzai, donde se tocó el tema de Wardak y las acusaciones contra las fuerzas internacionales. Hagel parecía esperanzado en que se pudiera llegar a un acuerdo para continuar con su despliegue, pero reconoció que no logró avances en sus conversaciones con Karzai.

Los ataques perpetrados por afganos en uniforme de las fuerzas de seguridad contra soldados extranjeros aumentaron dramáticamente el año pasado. En 2012 murieron al menos 62 miembros de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), frente a los 35 muertos en 2011. En lo que va de año hubo tres ataques con tres soldados muertos y un civil que trabajaba para la ISAF.

DZC (Reuters, dpa, AP)